Una gran Bendición para El Tabo, ¡Promesa de Dios!

1364 0

El día sábado 20 de Mayo,  los Voluntarios de la iglesia Metodista Pentecostal de Chile, de El Tabo, celebran su 4º aniversario junto a sus invitados, el cuerpo de voluntario de la Iglesia de La Cisterna.

Temprano, los hermanos de visita arriban  a la plaza de El Tabo, comenzando a predicar el evangelio de nuestro Señor Jesucristo, trabajo denominado, Plan Rastrillo, así comienza este lindo trabajo, convidando a los vecinos de El Tabo, a aceptar a Cristo como su único y personal salvador.

Siendo ya medio día, culmina la primera parte de este servicio de aniversario, llegando al templo ambos cuerpos  de voluntario, juntos a sus pastores, Elías Yañez Cabello, Pastor gobernante de la iglesia de El Tabo, quién  aprovecha la oportunidad de saludar y, dar la bienvenida  al Pastor Oraldo Rojas López y, cuerpo de voluntarios.

Durante la tarde se volvió a Predicar el evangelio de nuestro Señor Jesucristo, echando caer la red en distintos puntos. Para terminar todos reunidos en la iglesia.

Luego, se da comienzo al servicio de alabanza a nuestro Dios, todos los hermanos en comunión buscando que la presencia del Señor se manifieste, los voluntarios de El Tabo tienen la oportunidad de alabar a Dios y contar las innumerables bondades y misericordias que Dios ha tenido en estos cuatro años.

El servicio es entregado a los hermanos de visita dando oportunidades para que glorifiquen el nombre de nuestro Señor, con alabanzas y agradecimientos a Dios.

La palabra queda a cargo de nuestro Pastor Oraldo, esta es leída  en el libro de Génesis15:1-6  “Dios hace un pacto con Abraham”. «No temas, Abraham. Yo soy tu escudo, y muy grande será tu recompensa». “Luego el Señor lo llevó afuera y le dijo: Mira hacia el cielo y cuenta las estrellas, a ver si puedes. ¡Así de numerosa será tu descendencia! Abraham creyó al Señor, y el Señor se lo reconoció como justicia.”

Un hermoso servicio lleno de la presencia del Señor vivió la Iglesia del Tabo junto a los voluntarios de La Cisterna. Y la Bendición final es entregada por el Pastor de visita, dejando una invitación pendiente para los varones de la iglesia.

Para Dios, Honra y gloria

Yenifer Calane Novoa | Cristian Figueroa Núñez  | Mario González Ney | Comunicaciones IMPCH