Personajes Bíblicos: ESTER

2580 0

Significado y origen de su nombre: Según el Libro de Ester en el capítulo 2 y versículo 7, refiere que el nombre judío de Ester era Hadasa (árbol de mirto). El nombre Ester, podría ser equivalente del persa “stara” que significa “estrella”.

Procedencia y Origen familiar: Ester era huérfana, fue criada por su tío Mardoqueo, quien  también la educó. Al morir los padres de Ester, Mardoqueo la adoptó como hija suya.

La Biblia relata que el padre de Ester se llamaba Abihail (Ester 9:29), sin embargo no hay referencias de su madre.  Al parecer pertenecía a la tribu benjamita al igual que su tío Mardoqueo (Ester 2:5).

Vida y Obra de Ester: Ester fue una hermosa doncella judía, que quedó huérfana después de la muerte de sus padres, un tío de la joven llamado Mardoqueo, se compadeció de ella y se la llevó a vivir con él, quien hizo las veces de padre y líder espiritual. Desde entonces la crio, como si fuera su propia hija.

Ester creció enseñada en el amor a Dios y a su pueblo, tenía una belleza exterior pero sobre todo interior, llena de bondad y valentía. Por esto mismo Ester cautivo el corazón de rey Asuero (Jerjes, 486-485 a.C.), quien fue ridiculizado y desautorizado ante todo su reino, por su anterior esposa, reina Vasti, lo que le a ella  le costó el trono (Ester 1).

El Rey Asuero enojado por el desprecio de la reina Vasti, siguió el consejo de sus sabios y así sus criados le llevaran ante sí, a las jóvenes más atractivas del reino para seleccionar a la sucesora de la reina. Entre ellas estaba Ester, cuya particular belleza cautivó al rey y lo movió a colocarla en el trono.

Mardoqueo, tío de Ester, la preparó de tal manera que ella no le dijera al rey su origen familiar. Sin embargo, Mardoqueo permanecía constantemente en las afueras del palacio para aconsejar a su sobrina Ester. Esto mismo le permitió a este varón, descubrir un plan que estaba siendo elaborado por Amán para destruir a los judíos. Este hombre era el segundo en el reino por mandato del rey Asuero, y había ordenado que después de su alteza se le escuchara a Amán y se le respetara. Sin embargo, su odio por los judíos se genera porque uno de ellos, Mardoqueo, no se inclinaba ante El, como el Rey Asuero había ordenado. Éste fue el motivo, por el cual Amán va ante su rey, a decirle que los judíos no merecían vivir, y se emite un decreto de muerte contra ellos.

Ester, incluida en ese plan maligno, puesto que era judía, decidió buscar a Dios a través de la oración, entonces se preparó espiritualmente con tres días de ayuno y oraciones, para decidir qué hacer y cómo ayudar, incluyendo en esto también, a sus siervas.

Ester tuvo un resultado positivo, porque en su angustia e incertidumbre, buscó una salida en Dios, y Dios al ver a una gran intercesora por su pueblo, la ayudó y la honró.

Su valor fue indudable, puesto que arriesgó su vida al aparecer ante el Rey Asuero sin ser llamada como la tradición lo pedía. Fue una acción decisiva que pronto haría florecer la paz para el pueblo judío.

Por otro lado, Dios también ya trabajaba en la salvación de su pueblo, al inquietar al rey Asuero, puesto que éste por la noche al no poder dormir, pidió que le leyeran las crónicas de su reinado, en ellas se registraba una acción valorable de Mardoqueo, quien anteriormente había dado aviso de un plan maligno contra el rey, pero de la cual, ninguna honra ni distinción había recibido por esto.  No obstante, el Dios de los judíos, intervino en el corazón del Rey Asuero, y pidió consejo a Amán, enemigo de Mardoqueo, quien fue al rey para procurar matar a Mardoqueo, sin pensar que saldría del palacio con órdenes de honrarlo, por haber salvado la vida del rey, según estaba escrito en las memorias (Ester 6).

Dios silenciosamente, preparaba el camino de la salvación de su pueblo, y así también Ester no cesaba en su plan, de hallar gracia ante el rey Asuero, y conseguir que el decreto de muerte, fuese abolido. Todo esto fue realizado con mucho tacto. Ella fue una mujer de carácter, valiente y osada.  Pero también fue humilde porque escuchaba y respetaba las decisiones de los otros, sin dejar de lado su sabiduría, porque buscaba soluciones en Dios y así tomar las mejores decisiones.

Dios deshonró a Amán y a toda su casa, y honró a Mardoqueo en su lugar. Ester consiguió que el plan de Amán fuera abolido, y vino paz en todos los judíos, y gozo por largo tiempo.

La reina Ester es un bello ejemplo de influencia y de cómo podemos ser  usados por Dios. Ester logró cambiar la opinión de un rey. Recibió autoridad y recursos para salvar al pueblo judío. Ester no actuaba por impulso. Ella buscaba a Dios antes de tomar cualquier decisión.

Ester representó muy bien a su pueblo judío, destacándose en fe, valentía, determinación, lealtad, sumisión, dominio propio y sabiduría.

En la Biblia, existe un libro con su nombre. Ella es una de las mujeres más desafiantes de la Biblia, por su belleza, integridad y valentía.

Área Temas Bíblicos Comunicaciones IMPCH