“Esta batalla no es tuya, es de Dios”: Media Vigilia en IMPCH Angostura

Mostazal, 24 de Enero de 2016. La IMPCH Graneros aceptaba con gran regocijo en el Señor la invitación hecha por la amada Iglesia de Angostura, local de la IMPCH San Francisco de Mostazal administrada por nuestros Pastores Patricio Palma y Ángela Garrido. Es así como el Sábado 23 de Enero partíamos del templo matriz de Graneros en dirección a Angostura, donde seríamos partícipes de un servicio de Media Vigilia cuya única finalidad era la de alabar y bendecir el nombre de Dios.

Comenzando con este servicio nos recibía afectuosamente nuestro hermano Germán Castro, Oficial Encargado de la clase, mostrando la gran amistad que nos une al haber sido ambos locales de la Iglesia de Codegua. La congregación entona el himno N° 250 “En los cielos nuestra patria es hallada”. Se le otorga la oportunidad a nuestro Pastor Hernán Arriagada, quien se muestra feliz de volver a esa amada iglesia, agradeciendo con ello la invitación hecha por nuestros hermanos.

Habiendo entonado el himno N° 155 “Cuando combatido por la adversidad”, nuestro hermano Germán le proporciona la oportunidad a nuestro hermano José Miguel Arriaza, Oficial Diácono Ayudante de nuestro Pastor y Jefe de la Juventud Mixta de Graneros, para efectuar el programa correspondiente a nuestra iglesia. El Coro de la Juventud canta la alabanza “¡Qué alegría es ser de Cristo!”. Se le otorga la oportunidad a nuestra hermana Daniela López, quién contó lo que Dios hizo en su vida, obrando sanidad cambiando radicalmente su diagnóstico de tiroides. Luego, se le daba la oportunidad a nuestra Ayudante de Jefa de Señoritas, hermana Nicole Sepúlveda, quién manifestaba que Dios la ha ayudado en su matrimonio, y contó su experiencia que Dios la salvó de un atropello que ella sufrió, del cual hoy no tiene ningún tipo de trauma. El coro de la Juventud entona la alabanza “Honra y gloria a ti”. Siguiendo con las oportunidades, nuestra hermana Vilma Arriagada también contaba las maravillas de nuestro Dios, cumpliéndole la petición larga y constante de poder tener una familia que sirviera al Rey de reyes de corazón, terminando su oportunidad mencionando que “Dios puede tardar en responder, pero nunca se olvida de sus hijos”. Nuestro hermano Jorge Carvajal también alabó al Señor por sus misericordias que son infinitas. En la última oportunidad para el Coro de la Juventud, se entona la alabanza “Veré su gloria”.

Los Coros de Angostura y Graneros entonamos la alabanza “En ti confiaré”, para así pasar a la lectura y exhortación de la palabra de nuestro Dios. Nuestro hermano José Miguel fue el encargado de entregar el mensaje y leyó en 2° Corintios 20 : 15. Tituló el mensaje “Esta batalla no es tuya”. Judá se encontraba invadido por moabitas, amonitas y edomitas; al sentir temor, Josafat humilló su rostro ante Jehová para pedir socorro. Para ellos la respuesta fue “No temáis ni os amedrentéis delante de esa multitud tan grande, porque no es vuestra la guerra, sino de Dios”. Cuántas veces en nuestras necesidades no confiamos en Dios, sino que en nuestras propias necesidades. Decimos que nosotros podemos arreglar todos los problemas y satisfacer nuestras necesidades, pero cuando nos vemos agotados y sin fuerzas, humillados vamos ante Dios y pedimos socorro a nuestra aflicción. A Dios le gusta que nosotros reconozcamos que sólo él puede suplir nuestras necesidades y pelear nuestras batallas, y no solo cuando ya nos veamos sofocados por los problemas, sino que en todo tiempo la confianza en nuestro buen Dios debe estar presente.

Llegó el turno a nuestros hermanos de Angostura para efectuar el programa correspondiente. El coro entona las alabanzas “Vista Espiritual” y un medley de adoración.

Se le otorga una oportunidad a nuestra pastora Irma Salazar de Graneros, quién se mostraba dichosa de encontrar una iglesia en desarrollo, teniendo un lindo coro instrumental para la gloria y honra de nuestro Dios. La congregación entona el himno N° 85 “Firmes y Adelante” y nuestro Pastor Hernán nos despide con la bendición.

Es indescriptible el maravilloso momento vivido, el Santo Espíritu de Dios se manifestó de una gran manera en medio de la alabanza constante de su pueblo. Damos gracias a Dios por darnos la oportunidad de alabar junto a nuestros hermanos de Angostura su bendito nombre. Asimismo, agradecer de todo corazón a la congregación de la IMPCH Angostura por toda la atención recibida. Dios es bueno y bendice a aquellos que le alaban.

“Y todo Judá y los de Jerusalén, y Josafat a la cabeza de ellos, volvieron para regresar a Jerusalén gozosos, porque Jehová les había dado gozo librándolos de sus enemigos. Y vinieron a Jerusalén con salterios, arpas y trompetas, a la casa de Jehová”.

2° Crónicas 20 : 27 – 28

Redacción y Fotografía: Diego Gárate Sanfuentes

Corresponsal IMPCH Sector 10

Compartir Artículo:

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email