“Comunión en Cristo”: Celebración Día de las Iglesias Evangélicas en Graneros.

1572 0

Graneros, 01 de noviembre de 2015. Una gran fiesta espiritual se vivió en la IMPCH Graneros, gobernada por los Pastores Hernán Arriagada e Irma Salazar; y es que una celebración tan importante para el pueblo evangélico como lo es el Día Nacional de las Iglesias Evangélicas y Protestantes no nos puede quedar indiferente. Para tal celebración la Iglesia de Graneros invitó a la amada Iglesia de Lo Espejo, administrada por los Pastores Juan Duarte y Elba Villaseca, a ser parte de nuestra celebración.

Fueron dos días de actividades, donde el Espíritu Santo obró en cada uno de nosotros, renovando nuestras fuerzas y consolando a aquel que pensaba que todo estaba perdido. Si bien nuestros hermanos de Lo Espejo no estuvieron exentos de problemas en la ida a la comuna de Graneros, el gozo en los dos servicios espirituales y la comunión plena entre hermanos en Cristo hizo que esta iglesia unida alabáramos con más fuerza el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo.

“No hay nada más lindo que alabar a Dios”: Primer Día de Confraternidad IMPCH Lo Espejo – Graneros

 A las 13:40 Hrs. Del día 31 de octubre nuestros hermanos de Lo Espejo llegaron al recinto Casa de la Cueca para disfrutar de un almuerzo hecho por nuestros hermanos de Graneros. En un principio se pudo ver la fraternidad entrañable entre los hermanos de ambas iglesias. Luego de ello, los hermanos de Lo Espejo fueron distribuidos a las casas de los hermanos de Graneros que los alojarían.

Siendo las 7 de la tarde se daba inicio al Servicio Espiritual en el nombre del Señor Jesucristo, entonando el himno N° 200 “En Cristo feliz”. El Coordinador del Servicio, Hno. Roberto Rubio, mencionaba la importancia histórica de esa fecha. Además, hizo una reseña histórica de la Iglesia de Lo Espejo desde sus inicios con el Pastor Manuel Becerra (Q.E.P.D.). El Coro Instrumental de la IMPCH Graneros entona un Medley que contenía las alabanzas “Te Necesito”, “Creo en ti” y “Quiero al mundo gritar”. Nuestro Pastor Hernán daba la bienvenida a las visitas deseándoles que el Señor les colmara de bendición y recordarles que donde está el Espíritu Santo del Señor, hay libertad para alabar y loar a nuestro buen Dios. Posteriormente, se le daba la oportunidad a nuestro pastor visitante.

Comenzando su oportunidad, nuestro Pastor Juan nos contaba que, aun encontrándose enfermo, quiso venir a Graneros a alabar y a bendecir al Señor. El encargado del programa fue el ayudante de Nuestro Pastor Juan, Hno. David Pérez, quién dijo que se sentía como en casa junto con los hijos de Dios. El Coro de la IMPCH Lo Espejo alabó al Señor con los Himnos de Carpeta “Qué alegría es ser de Cristo”, “Ayer y hoy” y “Razón de mi vida”, sintiéndose la bendita presencia del Señor en medio de la alabanza. Nuestros hermanos de Lo Espejo que tuvieron la oportunidad de dar gracias a Dios mostraron las grandes maravillas que había hecho el Señor con ellos, como por ejemplo un hermano que con 20 años consumiendo drogas el Señor lo limpió y lo sanó, otra hermana que bendecía al Señor por salvar a su esposo al protagonizar un accidente automovilístico y el hermano Ricardo Calderón, ex conductor de televisión, que contaba cómo en tres meses su hijo que estaba prácticamente muerto lo sanó, situación que fue determinante en el convertimiento de este hermano.

El encargado de la lectura y exhortación de la palabra del Señor fue el Pastor Juan Duarte. La palabra del Señor se leyó en el Segundo Libro de Samuel 6 versículos del 12 al 23, que mostraba el pasaje cuando el Rey David alababa y danzaba al Señor por haber recuperado el arca del pacto, lo que su esposa Mical, hija de Saúl, menospreció y, por consiguiente, se burló. El Señor nos hablaba por los labios de nuestro pastor diciendo que nosotros nacemos y vivimos para alabar al Señor, aquel que esconde a nuestro Dios de la gente y esconde las grandes maravillas que ha hecho en la persona, se avergüenza del Señor y nada bueno se podrá esperar de él. Así como Mical se burló de David por alabar a nuestro Dios y, por eso, quedó estéril de porvida. Finalmente, el Pastor dijo que no hay nada más lindo que alabarle al Señor y que en la casa del Señor debía haber libertad para agradecerle su misericordia y su fidelidad.

El coro de visita entona el Himno N° 159 “Cuál nocturno y dulce son”, finalizando con el programa preparado para el primer día. Luego de terminada la reunión, nuestros hermanos se dirigieron a las distintas casas

“Toma tu cruz”: Segundo día de Confraternidad IMPCH Lo Espejo – Graneros

 El día domingo, la mañana se dejó libre para que cada familia compartiera con nuestros hermanos de visita. La reunión comenzó a las 15:30 Hrs. Entonando el himno N° 288 “Son verdades reveladas”. El Coro de la iglesia anfitriona alababa al Señor con el himno de carpeta “Honra y Gloria a ti” demostrando una vez más que el Señor se alegra cuando su pueblo le alaba de corazón.

Al ser una reunión más breve que la del día anterior, se le dio la oportunidad a nuestro hermano Manuel Riquelme quién, además, se encargó de las oportunidades. El Coro IMPCH Lo Espejo entonó las alabanzas “Si no cuesta nada”, “Jesús es mi Salvación” y “A Dios sea la gloria”. Nuestra Pastora Elba Villaseca contaba cuánta misericordia tuvo el Señor con su vida y nos instaba que pasen tormentas o tempestades, por nada hay que dejar de servir al Señor. Por su parte nuestro Hno. Alejandro Carriel contó su testimonio y agradeció a la familia que lo acogió.

La Exhortación de la palabra estuvo a cargo del Hno. David Pérez y se ubicaba en Marcos 8 versículos desde el 31 en adelante. Por medio de su palabra, el Señor nos reafirmaba que él es soberano y nosotros, los mortales, no tenemos control ni decisión de nuestro futuro. “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame”.

La reunión concluye con el himno insigne del pueblo Evangélico, el N° 85 “Firmes y adelante”.

Somos agradecidos del Señor por su infinita misericordia, por permitirnos alabar su nombre junto a nuestros hermanos de Lo Espejo, y formar lazos estrechos de amistad y fraternidad en el Señor. Agradecemos también a todas las familias que recibieron a nuestros hermanos en sus casas y las que hicieron hasta el trabajo más mínimo, Dios es amplio en misericordia y bendice espiritualmente a los que le bendicen.

Diego Garate | Comunicaciones IMPCH Sector 10