Segunda convención de Dorcas Sector 17 en Nacimiento

1297 0

El sábado 16 de Julio de 2016, en la ciudad de Nacimiento, se reunieron delegaciones de Dorcas del Sector 17, para dar comienzo a su segunda convención, la cual fue de mucha bendición para todas las presentes.

El servicio comenzó a las 14:30 hrs. con el primer himno congregacional, N°250 “En los cielos nuestra patria”, para que luego nuestro Pastor Alejandro Sandoval Higueras,  anfitrión de esta convención, diera la bienvenida a las trescientas noventa y siete hermanas Dorcas asistentes al evento, pertenecientes a 12 delegaciones de nuestro Sector 17 (Angol, Antuco, Cabrero, Huepil, Laja, Monte Águila, Mulchén Norte, Quilleco, Renaico, Santa Fe, Yumbel, Nacimiento).

A continuación, en forma especial saludó a toda la hermandad nuestro amado Pastor José Seguel Córdova, Jefe de Sector y Vicepresidente de nuestra entidad religiosa, junto a su distinguida esposa, nuestra Pastora Dalia Riveros de Seguel.

3

La Palabra en el primer Devocional, se encontró en, San Lucas capitulo 8, versículos del 1 al 3 la cual fue exhortada por la Pastora Norma Villagrán de la Iglesia de Quilaco:

 “Aconteció después, que Jesús iba por todas las ciudades y aldeas, predicando y anunciando el evangelio del reino de Dios, y los doce con él,  y algunas mujeres que habían sido sanadas de espíritus malos y de enfermedades: María, que se llamaba Magdalena, de la que habían salido siete demonios, Juana mujer de Chuza intendente de Herodes, y Susana, y otras muchas que le servían de sus bienes.”

Por la tarde, se dio inicio a un Culto General a las 18:00 horas, el que fue coordinado por nuestra Pastora Anfitriona, Juanita Mora de la Iglesia de Nacimiento, comenzando con el himno congregacional N° 172 “Cuando en mi todo acabare.”

4

La Palabra de Dios, en esta oportunidad, se encontró en San Lucas 10:38-42 y fue exhortada por la pastora Idilia Sepúlveda de la Iglesia de Angol:

 “Aconteció que yendo de camino, entró en una aldea; y una mujer llamada Marta le recibió en su casa. Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual, sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra. Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor ¿no te da cuidado que mi hermana me deje vestir sola? Dile, pues, que me ayude. Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. Pero solo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada.”

Durante el servicio la presencia de Dios estuvo presente en todo momento, siendo la exhortación de la Palabra un aliento especial para todas las hermanas asistentes a esta  convención, la que concluyó con el himno N°404, “Un día mi Señor Jesús”.

Dios bendiga a las hermanas Dorcas del Sector 17


Corresponsales Sector 17

Comunicaciones IMPCH