Voluntarios de la Iglesia de Curanilahue visitan Iglesia de Tirúa

1341 0

El sábado 7 de Octubre, una delegación de hermanos Voluntarios de la Iglesia de Curanilahue se dirigió a la sureña Iglesia de Tirúa, para compartir una jornada de predicación y alabanza al Señor. El Pastor Luis Figueroa Provoste junto a su esposa Pastora Carmen Durán recibieron en una cariñosa recepción a la delegación encabezada por el jefe de Voluntarios diácono Hugo Salas Carrasco.

A las 19:00 horas se dio inicio al culto de adoración a Dios, donde desde un principio se pudo hacer sentir la presencia del Espíritu Santo en medio de la Iglesia.

Durante el culto se concedió oportunidades a hermanos de los anexos que quisieron compartir esta grata reunión para exaltar a nuestro Dios.

Luego se procedió a un programa de cánticos y expresiones de gratitud a nuestro dios, programa que fue coordinado por el hermano Reinaldo Rebolledo Jiménez, donde la hermandad presente disfrutó de los cánticos y testimonios de como nuestro soberano Dios bendice en todas las áreas a sus hijos.

La lectura y exhortación de la Palabra estuvo a cargo del jefe de voluntarios hno. Hugo Salas Carrasco, palabra leída y exhortada en el libro de Mateo en su capítulo 16, quien instó a la congregación a buscar nuevas fuerzas del Señor, ya que él es quien nos da a nosotros la fuerza para poder seguir adelante.

Señalar que por inspiración del Espíritu Santo se constituyó el cuerpo de voluntarios de esta amada Iglesia, en esta instancia el Pastor Figueroa nominó a los primeros integrantes de este honorable cuerpo de hermanos voluntarios que sin lugar a dudas será el inicio de una gran bendición para esta amada Iglesia.

Las palabras de bendición final de este culto de adoración a Dios las tuvo, el pastor Luis Figueroa.

En la segunda jornada de visita estaba contemplado el servicio de predicación al aire libre que fue de gran bendición, donde se proclamó, anunció y esparció la semilla por las diferentes calles de la comuna y durante casi dos horas de este glorioso evangelio de Salvación.

Podemos ver como la obra de Dios sigue prosperando en este lugar contando la Iglesia con un terreno para la futura construcción de un nuevo y amplio templo para Dios.

Pasada las 14:00 horas  y después de recibir el abundante cariño de la Iglesia, la delegación regreso a Curanilahue, después de haber compartido 2 jornadas  disfrutando  del amor de Dios en esta confraternidad con la amada Iglesia de Tirúa.

Redacción Francisco Martínez

Corresponsal de la IMPCH Curanilahue

Comunicaciones Sector 16.