¿Qué está esperando Dios de ti?

Las personas siempre están esperando algo de parte de Dios, pero nunca se han preguntado que está esperando Dios de parte de ellos.

Prosperidad, provisión y sanidad son cosas que Dios tiene y quiere entregarles a todos sus hijos; pero también hay una demanda de parte de Dios hacia ellos.

La Palabra enseña claramente que es lo que está esperando el Señor de sus hijos:

«Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que temas a Jehová tu Dios, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma; que guardes los mandamientos de Jehová y sus estatutos, que yo te prescribo hoy, para que tengas prosperidad?», Deuteronomio 10:12-13.

«Espera que le temas»

Esta palabra «temor», no hace referencia al miedo sino a la reverencia digna al Señor. Reverencia significa tener en alta estima aquella persona a quien se sirve, es por ello que cuando hay temor a Dios se sirve a otros con amor.

La persona que teme a Dios cuida de dar honra a Él en todo lo que habla, lo que oye y lo que dice, esto también es temor.

«El temor de Jehová es aborrecer el mal; La soberbia y la arrogancia, el mal camino, Y la boca perversa, aborrezco», Proverbios 8:13.

«Espera que camines en sus caminos»

Quien realmente teme a Dios camina cuidadosamente, tratando de no ofender ni herir aquella persona a quien se respeta y se tiene en alta estima. Dios quiere que la humanidad camine en sus caminos porque esta es la única ruta que los llevará a un destino seguro.

«Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte», Proverbios 14:12.

El ser humano tiene muchos caminos que a su parecer son los correctos, pero que a los ojos de Dios conllevan a la muerte, ¡El único trayecto seguro es el que ya Dios trazó para tu vida!

«Espera que le ames»

Dios ama al ser humano, Él lo anhela celosamente y quiere tener una profunda relación con él; sucede que a veces las personas aman más las cosas de esta tierra que a Dios. El espera que el hombre le ame con todo su corazón, con toda su alma, con toda su mente y con todas sus fuerzas, Marcos 12:30.

La mejor manera de demostrar un amor profundo a Dios es a través de la conducta, practicar la misericordia y servir a los demás.

«Espera que le sirvas con todo tu corazón»

No hace falta ser un pastor o un ministro para servir a Dios; a Dios se le sirve en todos los aspectos de la vida. Se sirve a Dios cuando se ayuda a quien lo necesita; cuando se predica el evangelio a otros; cuando se da una palabra al afligido o cuando se ora por una persona.

«Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará», Juan 12:26.

«Espera que guardes sus mandamientos»

Dios le ha dado su Palabra y sus mandamientos para que sean meditados y cumplidos por cada una de las personas; el mejor manual para tener una vida totalmente en victoria está en la Biblia.

La mejor muestra de obediencia a Dios se ejecuta a través del cumplimiento de su Palabra; tratando siempre de conocerla y entender que ella refleja el propósito de Dios para las vidas.

«Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien», Josué

Fuente: bibliatodo.com

Compartir Artículo:

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email