Honras Fúnebres Pastor Arratia

Servicio de despedida a un gran Siervo de Dios

El domingo 2 de agosto, se realizó el funeral de quien fuera nuestro Pastor Escolástico Arratia Cea (Q.E.P.D.), de la IMPCH Coronel Carrera.

Fue un momento muy especial, en donde la tristeza era notoria, sin embargo, también presente la firme convicción que nuestro amado pastor terminó con gozo y victoria esta carrera, y fue fiel hasta la muerte.

A las 13:30 h, comenzó el servicio de adoración a Dios y honores al siervo que partió. Hubo alabanzas por parte del coro oficial, tales como: “Nos veremos en el río”, “Cuando el Ángel pase lista”, “La iglesia en la tierra”, entre otras que fueron entonadas por toda la congregación.

A este servicio llegaron delegaciones de pastores y hermanos representantes de distintos sectores de nuestra Iglesia, como así también pastores y hermanos de denominaciones hermanas, amistades y vecinos.

El Pastor Leoncio Villarroel​ de la IMPCH San Pedro​ de La Paz, fue el encargado de coordinar el devocional, en tanto, la lectura y exhortación de la Palabra de Dios estuvo a cargo del Pastor José Seguel, Vicepresidente de la Iglesia Metodista Pentecostal de Chile, cuya lectura se halló en el Salmo 84, Vers. 5: “Dios nos ama tanto que no nos deja nunca solos, ¿cuántas veces has dicho: te amo, papá; te amo, mamá; te amo, pastor; te amo, Señor? Si aún no lo has hecho, tienes tiempo para hacerlo, antes de que sea tarde”.

La bendición final para este servicio, la pidió el Jefe de Sector 16, Pr. Héctor Guevara.

Posteriormente, la familia procedió a sacar el féretro, siendo éste llevado por sus hijos, dando así comienzo a la caravana, que fue  escoltada por varias patrullas de Carabineros.

El cortejo hizo su marcha por el camino a Patagual, llegando hasta Santa Juana, pasando por las afueras del templo de la iglesia, en donde era esperado por el Pastor Emeterio Contreras, su esposa la Pastora Francisca Toledo y gran parte de su congregación. Todos  ellos, en señal de afecto saludaron con globos y pañuelos blancos, en muestra de aprecio, al tiempo que entonaban la alabanza, “Cuando el Ángel pase lista”.

Cabe mencionar que nuestro pastor Arratia, trabajó como ministro de Dios en ese lugar y, luego, desde ahí fue trasladado hasta la ciudad de Coronel.

A continuación, el cortejo se dirigió  hasta el cementerio Las Corrientes, lugar elegido por nuestro pastor para que fuera su última morada terrenal.

Finalmente, en el servicio de sepultura, se vivieron momentos muy emotivos, siendo uno de los más relevantes cuando su nieto Franco Prado Arratia, hijo de la Hna. Rita Arratia Vallejos, quien es infante de marina, emocionara a la multitud al tocar “El silencio” con su trompeta.

Los Pastores Presbíteros José Seguel, Héctor Guevara y Jorge Miranda, fueron los encargados de dar lectura al ritual previo a la sepultura.

Deseamos que Nuestro Padre Celestial pueda otorgar día a día el consuelo a nuestra pastora Justina Vallejos, sus hijos, nietos, bisnietos, tataranieto, hermanos, yernos, nueras y a toda su iglesia en general.

Sara Castillo A. / José Avendaño M. / Ester Valdebenito R.

Comunicaciones IMPCH

Compartir Artículo:

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email