Personajes Bíblicos | JOSUÉ: Valentía y Fe en Dios

3214 0

Significado y origen de su nombre: Josué ben Nun, de origen hebreo, cuyo significado es Yahveh salva o Yahveh de salvación. Su familia lo llamó Oseas (Hoseas), ese era su nombre original (Números 13:8). Este nombre aparece frecuentemente en la tribu de Efraín (1 Crónicas 27:20; 2 Reyes 17:1). Moisés le cambió el nombre añadiéndole lo divino, y lo llamó “Yehosua”, que normalmente traducido en castellano es “Josué”, el cual la tradición judía también lo llamó de esa manera.

Procedencia y Origen familiar: Fue hijo de Nun, de la tribu de Efraín y nieto de Elisama, jefe de esa misma tribu. Nació en Egipto, y tenía probablemente la misma edad que Caleb, con quien se relaciona durante la dirección de su líder Moisés. Representante de su linaje efraimita en varias conquistas de Israel.

Vida y obra de Josué: La historia de Josué está marcada por la valentía y la fe en su Dios.  Fue un hombre valeroso y obediente a Dios y a su líder Moisés, respetando y apoyando la visión que éste tenía.

Durante la época de éxodo, Josué era muy joven pero interesado en las cosas de su Dios (Éxodo 33:11). Por esto mismo, Moisés lo escoge como ayudante personal, porque vio su lealtad y coraje, dejándolo al mando de algunas misiones militares, como la guerra contra Amalec (Éxodo 17:8-16).

Durante el liderazgo de Moisés, Josué hacía guardia y aprendió a servir al Señor en el tabernáculo. A los años siguientes, algo de la paciencia y la mansedumbre de su líder, se añadieron a su valor. Fue uno de los 12 espías enviados a reconocer la tierra de Canaán, en esa misión, su coraje y fe fueron puestos a prueba, pero junto a su compañero Caleb permanecieron en la promesa de Dios, aun cuando el panorama de conquista parecía imposible, Josué no desfalleció y tomó valor para motivar al pueblo a confiar en el Dios Todopoderoso, quien les daría la victoria.

En las llanuras al lado del Jordán fue consagrado como sucesor de Moisés en la jerarquía militar, a la par de Eleazar, el sacerdote (Números 27:12-23). En ese entonces, Josué tenía aproximadamente 70 años de edad.

Josué ocupó y consolidó la región de Gilgal, fue exitoso en su campaña contra la confederación cananea, y dirigió muchas operaciones militares, mientras Israel lo requirió. Entre ellas se destaca la conquista de Jericó y la batalla contra los gabaonitas.

Josué al igual que Moisés, motivaban al pueblo de Israel, a permanecer en el temor y en la fe en  Jehová, siguiendo sus preceptos y voluntad divina. Por esto mismo, Dios le ayudó a conquistar gran parte de la tierra prometida y con esto pudo distribuir el territorio y asignarle una parte a cada tribu israelita (Josué cap. 13 al 21). Además estableció el santuario nacional en Silo.

Llamó a Israel a un pacto nacional en Siquem (Josué 24), esto lo hizo en su despedida.

Josué muere a los 110 años, y fue sepultado cerca de su casa en Timnat-sera, que está en los montes de Efraín, al norte del monte Gaas.

Su vida e historia de conquista de Israel, está muy bien narrada en su propio libro, que lleva su nombre.

Área Temas Bíblicos | Comunicaciones IMPCH