Reflexión | No te imaginas el poder que hay en bendecir a tus hijos

177 0

La palabra bendecir, está definida como una de las formas de manifestar la gracia divina en favor de alguien.

También es la declaración de la bondad de Dios sobre una persona, la cual se concreta una vez que se expresa.

Actualmente, muchas personas han olvidado la importancia de la bendición, un «Dios te bendiga» o «Dios te cuide», es lo más importante en una familia, sean creyentes o no.

Una de las bendiciones más poderosas, es la de los padres hacia los hijos, en la palabra de Dios enseña, que aun Jesús necesitó la bendición del padre.

Y descendió el Espíritu Santo sobre él en forma corporal, como paloma, y vino una voz del cielo que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia, (Lucas 3:22).

Cuando bendices a tus hijos, vas a desatar sobre ellos la cobertura divina de Dios y su mano obrará en favor de ellos, por medio de la oración.

Bendecir a tus hijos es amarlos más

El amor no solo lo demuestras cuando le das un obsequio o le complaces, también ése amor se refleja cuando oras por él y bendices su vida, aun a pesar de los problemas que puedan estar pasando.

No existe una relación de padre a hijo que sea perfecta, siempre van a existir diferencias de ambas partes.

Pero sin importar que pueda suceder, la bendición de un padre sobre su hijo va más allá de todas las circunstancias fuertes que puedan pasar como familia.

Uno ejemplo bíblicos en Génesis 49, nos enseña como Jacob desató tanto bendición como maldición sobre sus hijos, he aquí la importancia de las palabras declaradas.

Bendecir cumplirá los sueños y metas de tus hijos

En muchas ocasiones los padres olvidan la importancia de motivar a los hijos a luchar y tener una actitud positiva ante la vida.

Es muy común que muchos padres no conozcan los sueños de sus hijos, tal vez por falta de tiempo, o por la mala comunicación en ambas partes.

Por ello es necesario que ores para que sus sueños y metas puedan cumplirse, no declares palabras de maldición sobre ellos, sino más bien declara que van a cumplir sus proyectos, Génesis 27:27-29.

La bendición le abrirá las puertas al éxito

Claramente el futuro de tus hijos, será el resultado de lo que hoy digas de ellos; es por eso que el poder de su bendición está en lo que digas de él.

Cada vez que haya la oportunidad, haz alarde de su inteligencia y de la capacidad que tiene de lograr todo lo que se proponga; no le pongas barreras como «no puedes» o «no sabes», sino más bien dale el impulso para alcanzar el éxito.

Otro claro ejemplo es el del rey David, que oraba a Dios para que ayudará a su hijo Salomón, que habría de sucederlo en su reinado, 1 Crónicas 29:19.

La bendición le librará de todo mal

Declarar bendición, poner escudos alrededor de los hijos, es realmente poderoso.

Es necesario que en todo tiempo los hijos reciban la bendición, porque solo Dios puede guardarlos en este tiempo difícil, Satanás anda como león rugiente, y por ello es necesario un «Dios te guarde», acompañado de una oración, 1 P edro 5:8 .

La bendición se tiene que revelar a la vida del creyente, es necesario darle la importancia real que tiene; tomar un tiempo para bendecir es de vital importancia para todos, especialmente para los hijos.

«Jehová te bendiga, y te guarde; Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia» Números 6:24-27.

Fuente: bibliatodo.com