Local Simón Bolívar de la iglesia de Chillán inaugura su nuevo templo

1622 0

El domingo 12 de noviembre, los hermanos del Local Simón Bolivar de la iglesia de Chillán, tuvieron la gran bendición de inagurar y consagrar su nuevo templo para la honra y gloria de Dios. Este momento tan importante fue presidido por nuestro Obispo Bernardo Cartes, pastor gobernante de dicha iglesia, en conjunto a nuestro pastor David Cartes de la iglesia de San Nicolás y algunos hermanos oficiales diáconos.

Este día tan especial para nuestros hermanos comenzó a las 10 de la mañana con un hermoso desfile desde el cementerio municipal de la ciudad de Chillán, donde se predicó las gratas nuevas de salvación, siendo un impacto evangelístico para aquel sector.

Posteriormente a este desfile, en el frontis del nuevo templo, se desarrolló el corte de cinta a cargo de nuestro amado Obispo, donde igualmente se cantó el himno nacional y algunos himnos de regocijo a Dios. Ya con la cinta cortada y con sus pedazos obsequiados a distintos hermanos de aquel local, se procedió a entrar a la nueva cada de Dios y puerta del cielo. Aquel momento fue muy emotivo al ver la mano de Dios sobre aquella edificación y que el esfuerzo de cada hermano valió la pena.

Ya en el interior del templo, se comenzó un culto de adoración en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, donde la presencia de Dios se hizo sentir desde el primer momento. En el desarrollo de aquel culto se realizó a determinada consagración, siendo un momento muy solemne y bendecido al poder entregar esta hermosa casa de oración a Dios para que su presencia descendiera y posara en aquel lugar.

Luego de aquel momento se dio paso a la lectura y exhortación de la palabra de Dios, la cual estuvo a cargo de nuestro pastor David Cartes de la iglesia de San Nicolás, siendo usado grandemente por Dios para entregar un bendecido mensaje.

Cabe destacar que nuestros hermanos tenían un templo de material sólido, sin embargo, a causa del terremoto ocurrido en nuestro país el año 2010, aquel templo quedó con graves daños. A pesar de aquellas circunstancias nuestros hermanos se siguieron congregando en aquel templo, pero era necesario demolerlo y construir uno nuevo, es por esto que a partir del año 2014 se empieza a proyectar aquel nuevo templo, siendo un trabajo arduo y de mucho esfuerzo para empezar de cero nuevamente.

Sin duda fue un día muy especial y totalmente bendecido, donde las grandezas de Dios se ven realizadas de una forma gloriosa en estas cosas tangibles.

Corresponsal Lukas De La Hoz / Comunicaciones IMPCH