“Levantarás alas como las águilas”: Día de Apertura – Visita IMPCH Paine Culitrí

780 0

Graneros, 25 al 27 de Marzo. Caras felices se veían en cada uno de los hermanos de Graneros, puesto que se celebraba el Segundo Aniversario Ministerial de esta amada iglesia. Son dos años en donde el poder maravilloso del Espíritu Santo del Señor obró en cada uno de los corazones y ha cambiado vidas.

Esta amada congregación, dirigida por nuestros pastores Hernán Arriagada Leyton e Irma Salazar Espinoza, esperaban ansiosos este momento para poder alabar el dulce nombre del Señor por todas sus misericordias, y qué mejor en esta semana, donde la mayoría reflexiona la muerte de Jesucristo en la cruz, nosotros celebramos que él vive y vive para siempre.

 Viernes 25 de Marzo. A las 16:00 Hrs. una caravana de automóviles llegaba al templo matriz de la IMPCH Graneros desde la localidad de Culitrín, Paine. Esta iglesia, administrada por nuestro pastor Samuel Ponce  y la pastora Edith Reyes, se mostraba gozosa pues iban a conocer nuevos hermanos en Cristo. Al igual que Graneros, Culitrí es una iglesia que es naciente (se constituyeron como iglesia luego de las Conferencias de Temuco 2015).

Esta visita era muy esperada por la hermandad de Graneros, pues eran la única iglesia de nuestro sector 10 que no conocíamos.

A las 18:30 hrs. Nuestro hermano Juan Pablo Morales, oficial diácono de nuestra iglesia, daba el vamos a este segundo aniversario en el Nombre del Señor, cantando el himno N° 252 de nuestros himnarios “En un monte lejano”. Luego de la oración, Coros Unidos entonan la alabanza “En ti confiaré”.

Se le otorga la oportunidad al hermano Francisco Albo, de Culitrín, quien se encargó del programa de dicha iglesia. El Coro de Culitrí entona la alabanza “Mora en mi vida” y, posteriormente, la Pastora Edith tiene una oportunidad en donde alabó al Señor por todas sus misericordias y mencionó su felicidad al conocer la Iglesia de Graneros y tener de siervos a tan grandes amigos como lo son nuestros pastores Hernán e Irma.

El mensaje del Señor estuvo a cargo de nuestro Pastor Samuel Ponce, y se ubicó en Isaías 40: 12 – 31. Por medio de su palabra, se nos enseñaba acerca de la grandeza de nuestro Dios, que nunca nos desampara; que si estamos desanimados, cansados, sin fuerzas, el Señor nos alienta a seguir adelante sin desmayar.

Coros Unidos entona la alabanza “Eben Ezer”. También nos acompañó la hermana Ruth Alfaro, quién alabó al Señor y contó su testimonio. El Espíritu Santo conmovió y obró en los corazones de nuestros hermanos, cambiando vidas y renovando fuerzas que estaban decaídas.

El servicio culminó entonando el himno congregacional N° 259 “Oh, mi corazón reboza de gozo” y con la bendición dirigida por nuestro Pastor Samuel.