Iglesia de Rancagua participó del Domingo de la Iglesia Perseguida

339 0

Se estima que alrededor del mundo existen 340 millones de cristianos que enfrentan algún tipo de persecución por causa de su fe en Jesús, con restricciones que van desde la prohibición al acceso de recursos básicos, como agua y educación, hasta la prisión o la muerte. En medio de las circunstancias, el principal pedido de los cristianos es la oración. Es por este motivo, que la mañana del Domingo 30 de Mayo, la Iglesia de Rancagua, ministrada por el pastor Mauricio Moreno y su esposa la pastora Norma Azócar, realizaron un momento especial de oración, a través de una transmisión en vivo, donde clamaron a Dios por los cristianos encarcelados en Irán, Corea del Norte y Eritrea, sumándose de esta forma al Domingo de la iglesia Perseguida (DIP), organizado por Puertas Abiertas.

El pastor Mauricio Moreno destacó la preocupación constante que debe existir por parte de nosotros como cristianos, por nuestros hermanos que sufren persecución, como también porque más personas conozcan el evangelio de nuestro Señor Jesucristo, recordando también la presencia y apoyo de nuestra iglesia con misioneros de distintas partes del mundo.

Esta actividad sirvió para conocer más sobre la persecución de nuestros hermanos, dándonos cuenta de los vejámenes que sufren a causa de su Fe. A través de esta instancia recordamos que Dios cambia circunstancias por intermedio de nuestro clamor.

Comunicaciones IMPCH Rancagua