El Pilar de Lutero: Las Sagradas Escrituras

1243 0

“Si no me refutareis por el testimonio de las Escrituras o por argumentos — puesto que no creo ni en los papas ni en los concilios, siendo evidente que muchas veces ya se engañaron y se contradijeron entre sí— mi conciencia tiene que acatar la Palabra de Dios. No puedo retractarme, ni me retractaré de nada, puesto que no es justo, ni seguro actuar contra la conciencia. Dios me ayude, Amén.”

“He tenido muchas cosas en mis manos y las he perdido todas; Pero todas lo que he puesto en manos de Dios, aún las poseo”.

“El verdadero tesoro de la iglesia es el santísimo evangelio de la Gloria y la gracia de Dios”

“Nuestro trabajo es llevar el evangelio a los oídos, y Dios lo llevará de los oídos a los corazones”.