Desfile y culto especial por la patria en iglesia de Chillán.

1723 0

El domingo 17 de septiembre, la iglesia de Chillán junto a su circuito, administrada por nuestro Obispo Bernardo Cartes, realizó su desfile anual de agradecimiento a Dios por un año más de independencia de nuestra patria.

Dicho desfile comenzó a las 15:00 horas desde el templo matriz de calle Yerbas Buenas para luego seguir por las principales calles de la ciudad hasta llegar a la plaza de armas. En ese momento se canta el himno nacional y se comparte un pequeño trozo de la palabra de Dios para todas las personas que se encuentran en aquel lugar. Posteriormente se sigue desfilando hasta llegar al templo matriz de calle Purén y así culminar este bello desfile donde se pudo predicar y glorificar el nombre de Dios.

A las 17:00 horas aproximadamente, se inició en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, un bello culto de alabanza a Dios, el cual estuvo coordinado por el hermano oficial diácono Juan Carlos Baeza.

Dentro de este espacial culto, se realizó un programa en el cual se dieron oportunidades a hermanos de los diferentes locales del circuito de Chillán para agradecer y alabar a Dios por todas sus misericordias. En aquellas oportunidades se destacaron las participaciones del coro oficial, coro de niños, coro intermedio y el coro unido del circuito de Chillán, donde se hizo sentir en gran manera la presencia de Dios en cada una de sus interpretaciones.

También se dio una oportunidad a nuestra Diaconisa Alicia Reynero para agradecer a Dios por todas sus bondades y para destacar la importancia de predicar la palabra de Dios por las calles, sobre todo en estos tiempos donde hay tanta necesidad espiritual.

La lectura y exhortación de la palabra de Dios estuvo a cargo de nuestro Obispo Bernardo Cartes Venegas en el libro de Rut 1:15-22, donde Dios lo dotó de su gracia para poder entregar un mensaje poderoso a la congregación.

Sin duda, fue una hermosa jornada donde se pregonó a los cuatro vientos el nombre de Cristo y de finalizar con el broche de oro en aquel culto maravilloso. ¡Dios bendiga a la iglesia y para Dios honra y gloria!

Lukas de La Hoz | Comunicaciones IMPCH