Comunión en Confraternidad Iglesia de Maule y Rancagua

1036 0

Los días 31 de octubre y 1° de Noviembre fueron de gran bendición tanto para los hermanos de Maule como para los hermanos de Rancagua. Con la única finalidad de alabar y engrandecer el nombre de Dios la iglesia administrada por el Pastor Rubén Arévalo y la Pastora Sara Urtubia invitó al  Coro Oficial de Rancagua para compartir un fin de semana en la presencia de Dios.

El poder del evangelio 

El sábado 31 compartimos un desfile de evangelización por las calles de la comuna de Maule, donde entregamos el mensaje de Jesucristo y manifestamos las grandezas de Dios en nuestras vidas.

28reunionPosteriormente se dio inicio al culto espiritual de alabanza y palabra de Dios. El mensaje en esta ocasión estuvo a cargo del Pastor Mauricio Moreno Cantillana, de la Iglesia en Rancagua, quien fue usado grandemente por el Señor dando lectura y exhortación en Romanos capítulo 1, versículo 16 y 17 “El poder del evangelio”. El Señor nos hacía meditar en nuestro propósito dentro de la iglesia, a tener claro a qué venimos, en quien creemos y por qué. La palabra de Dios finaliza con un llamamiento a todos los hijos necesitados del Señor, siendo así grandemente bendecidos por el Espíritu Santo.

“Jehová es mi fortaleza y mi cántico”

Durante la mañana del domingo 1° de noviembre se realizó un servicio especial en la Iglesia de Maule. En esta ocasión las alabanzas fueron hermoseando el culto y el Espíritu Santo fue tocando corazones y manifestándose en gran manera.

31domingoLa palabra de Dios estuvo a cargo del hermano Cristián Silva, Director de Coro de la Iglesia de Rancagua, quien dio lectura y exhortación en Éxodo capítulo 15, versículos 1 al 20. A través del mensaje nuestro Señor nos recuerda cuán bendecidos somos al tenerlo en nuestros corazones y como él nos ayuda en cada momento de nuestras vidas. Además nos recalca que somos hijos de la promesa y nos hace recordar todas las bondades y misericordias que Dios ha tenido con cada uno de nosotros.

Un fin de semana lleno de la presencia de Dios se vivió en la VII región, ocasión que sirvió para estrechar lazos entre la hermandad y conocer, asimismo, nuevos hermanos en Cristo.

“No os olvidéis de la hospitalidad, porque por ella algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles”. Hebreos 13:2


Comunicaciones IMPCH Rancagua