A la presencia del Señor, hermana Erna San Martín, hermana de pastor Osvaldo San Martín

29 0

Informamos que Dios ha llamado a su presencia a la hermana Erna Iris San Martín Riquelme, hermana de nuestro pastor Osvaldo San Martín Riquelme, Integrante del Presbiterio Mayor y quien ministra la Iglesia de Santa Fe. Nuestra hermana perteneció a la Iglesia de Angol.
 
Nuestro Obispo Bernardo Cartes Venegas representando a la Iglesia Metodista Pentecostal de Chile, envía un afectuoso saludo de condolencia al pastor Osvaldo San Martín Riquelme y a toda su familia con motivo del llamado a la presencia de Dios de la hermana Erna San Martín Riquelme. Clamamos al Señor para que fortalezca sus vidas, les otorgue paz y tranquilidad.
 
“Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente”
Juan 11:25-26

CONDOLENCIAS

Pastor Josué Natananel Cabezas Navarrete, Director del Departamento de Relaciones Públicas y Comunicaciones de la Iglesia Metodista Pentecostal de Chile, miembro del Honorable Presbiterio Mayor, expresa sus sentidas condolencias ante el sensible fallecimiento de la hermana Erna Iris, hermana sanguínea de nuestro Pastor Osvaldo San Martín.

A nombre de los hermanos corresponsales y Directiva de Comunicaciones, expresa sus más sinceras condolencias, confiando que Dios reconfortará los corazones, otorgará paz y les dará la fuerza para seguir adelante tomados de su mano.

“Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia”.  Filipenses 1:21


Las Iglesias que componen el Sector N° 5 de nuestra IMPCH  hace presente las sinceras condolencias a la familia de nuestro Pastor Osvaldo San Martín Riquelme, integrante del Presbiterio Mayor de nuestra iglesia, quien ministra la Iglesia de Santa Fe,  ante el sensible fallecimiento de quien fuera la hermana Erna Iris San Martín Riquelme, quien perteneció a la Iglesia de Angol.

Rogamos a nuestro Dios que os de paz y fortaleza a vuestro corazón, ya que nuestro hermana solo nos lleva la delantera a la presencia del Señor.

“Mas nuestra ciudadanía esta en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo…”