4° Aniversario Juventud IMPCH El Tabo

1331 0

En la Iglesia del Tabo, que administra el pastor Elías Yáñez y su esposa la pastora Rachel Duarte, se realizó un servicio especial por motivo del 4º Aniversario de la Juventud. Recibiendo la visita de  jóvenes y señoritas  de la iglesia de Rancagua, junto a sus pastores Mauricio Moreno  y  Norma Azócar.

Durante la jornada matinal, la pastora Antaris Varela expone temáticas de la ley 19.638 sobre libertad de culto, acaparando la atención de los presentes.

Por la tarde se realizó un punto de predicación, en donde la juventud anuncia las gratas nuevas de salvación, para luego iniciar un desfile en  dirección a la iglesia.

Luego se dio inicio a un culto de carácter espiritual, cantando himnos de alabanzas al creador, el gozo y la comunión del Espíritu Santo se hizo sentir en todos y cada uno de los hermanos congregados.

Los jóvenes de visita tuvieron la oportunidad de desarrollar un programa con oportunidades para cantar y compartir testimonios de como Dios en su amor y misericordia ha sido en favor de sus vidas.

La lectura y exhortación del mensaje de la Palabra de Dios, es compartida por el pastor Mauricio Moreno Cantillana de la Iglesia de Rancagua, basado en Hechos capítulo 17, versículo 16 al 23 “…porque pasando y mirando vuestros santuarios, hallé también un altar en el cual estaba esta inscripción: AL DIOS NO CONOCIDO. Al que vosotros adoráis, pues, sin conocerle, es a quien yo os anuncio

En las palabras finales, el hermano Elías Yáñez jefe de la juventud anfitriona, agradece la visita de los pastores Mauricio y esposa Norma junto a la juventud de Rancagua, deseando que Dios les bendiga y les prospere para su gloria.

Luego la iglesia entona la alabanza Consagrado a ti para dar por terminado el servicio de adoración y agradecimiento a Dios por este hermoso día, considerando que durante la jornada pensaron que el clima estaría con lluvia pero Dios dijo otra cosa. La Bendición final fue entregada por nuestro Pastor Mauricio Moreno.

La honra y gloria son para Dios.

Verónica Vargas P. | Yenifer Calane N.|  Comunicaciones IMPCH