Zorras pequeñas: mentiras blancas que todo cristiano debe evitar

113 0

Muchas personas categorizan las mentiras como grandes o pequeñas; en ocasiones se suele llamar “mentiras blancas” a aquellas que se dicen con buena intención y que se consideran como piadosas.

Existe un pasaje bíblico muy importante que refleja que cosas tan pequeñas como una mentira pueden llegar a causar más daño del que muchos creen.

“Atrapen a las zorras, a esas zorras pequeñas que arruinan nuestros viñedos, nuestros viñedos en flor”, Cantares 2:15.

Claramente en este pasaje el problema no eran las zorras que se veían, sino que las que se comían el fruto y arruinaban el viñedo eran las más pequeñas.

Muchas veces sucede de esta manera en la vida del creyente, pues resulta que lo que realmente está dañando su vida espiritual son las pequeñas cosas que no logra ver. Una pequeña mentira puede convertirse en esa zorra que roba los frutos y destruye la viña.

Las mentiras más frecuentes son:

 “Voy llegando”

Algunas personas dicen «voy llegando» cuando en realidad ni siquiera han salido de su casa, aunque este hecho llegue a parecer un tanto gracioso, hoy en día es muy común escuchar esta mentira en una conversación telefónica.

«Porque: El que quiere amar la vida Y ver días buenos, Refrene su lengua de mal, Y sus labios no hablen engaño«, 1 Pedro 3:10.

«Allí estaré»

Quien promete algo y no lo cumple se hace así mismo un mentiroso. A menos que la persona tenga un motivo de fuerza mayor para no asistir, no se debe adquirir un compromiso sino puede cumplir con ello.

«Dios no soporta a los mentirosos, pero ama a la gente sincera», Proverbios 12:22.

«Mañana te pago»

Deber o tener una deuda con alguien es adquirir un compromiso con esa persona, por lo que si el deudor se compromete a pagar a una fecha y no lo hace entonces queda como mentiroso.

«Los malvados piden prestado y nunca pagan sus deudas, pero los justos prestan y dan con generosidad», Salmos 37:21.

Así como estas, existen muchas otras zorras pequeñas que quieren destruir el fruto que con esfuerzo se ha obtenido, los cristianos deben aprender a identificar cuáles son esas pequeñas zorras están rondando en su viña.

Fuente: bibliatodo.com