Testimonio de sanidad en Navidad

1358 0

Quiero agradecer a Dios primeramente por haberme dejado con vida y sin ningún daño en mi cuerpo, después de haber sufrido 3 accidentes vasculares en mi cerebro.  Agradezco todas las oraciones de mis pastores a través de Chile y el extranjero como así a toda la hermandad que oró por mí, y aquellos que ayunaron e hicieron vigilias de oración, dentro de las cuales se encuentra mi Iglesia de La Serena.

Muchas Gracias, que Dios les bendiga y les guarde.

 

Atentamente,

Altidoro Cornejo Pinilla – Pastor Presbítero

Iglesia Metodista Pentecostal de Chile