SARAMPIÓN: Pediatra llama a los padres a tener vacunación al día de sus hijos

832 0

Inquietud entre los especialistas ha provocado la detección de dos casos de sarampión en Chile. Se trata de un hombre, de 31 años, que estuvo en China y de un lactante de 10 meses que se encuentra internado en una clínica privada.

El subsecretario de Salud, Jaime  Burrows, sostuvo que se realiza en estos momentos la investigación epidemiológica “para ver dónde contrajo el virus (la guagua) y para administrarle la vacuna a todos los contactos”.

El doctor Luis Delpiano, pediatra infectólogo del Hospital San Borja Arriarán y director de la Sociedad Chilena de Infectología, precisa a La Nación que el sarampión es una enfermedad que está “eliminada” en América, pero no erradicada, porque se han registrado en el último tiempo casos importados.

“Este verano hubo un brote en Disney, en Estados Unidos, y otro brote importante en Europa”, remarca.

CASOS SUSCEPTIBLES

El especialista hace hincapié en que cada cinco años se produce un “bolsón” de niños susceptibles a adquirir la patología y por este motivo se les revacuna.

La inmunidad se aplica al año de vida –está contemplada en el Programa Nacional de Inmunización del Minsal, y tiene un 98% de inmunidad. La vacuna se vuelve a colocar cinco años después.

“Como todos los niños no son vacunados (al año de vida) se producen estos bolsones”, remarca el especialista.

En este sentido, llama a los padres a vacunar a los menores y “a tener su programa de vacunación al día”.

Cuando las mamás, por distintos motivos, deciden no vacunar a sus hijos se producen estos riesgos de que los niños puedan contagiarse, advierte.

“Son los riesgos que se pagan desde el punto de vista de la salud pública. Ésta es una lección aprendida en las naciones que tienen una baja cobertura de vacunación”, pone el acento el pediatra.

SINTOMAS

La patología, que se transmite a través del aire o por el contacto directo con descargas de la nariz o de

la garganta de alguien infectado, produce bastante compromiso del estado general: fiebre alta, síntomas respiratorios, ojos rojos, manchas en la piel.

“Después de una incubación corta, se inician los síntomas: conjuntivitis, fiebre alta y compromiso respiratorio”, explica Delpiano. La mayor causa de mortalidad es por el problema respiratorio.

Un niño que presenta esta sintomatología tiene inmediatamente indicación de vigilancia, completa el especialista.

El último brote en Chile se registró en 2011 y estuvo asociado a chilenos que habían viajado al exterior o a extranjeros que ingresaban al país con la enfermedad.

Desde hace más de dos décadas que no hay registros de transmisión autóctona.

Fuente La Nación.