Pastor Alejandro Leal Vargas (1927 – 2009), Iglesia de Punta Arenas

1271 0

Un día 26 de Julio del año 1927, nace en la provincia de Valdivia, Alejandro Leal Vargas. Fue el segundo entre 6 hermanos y sus años de infancia fueron difíciles, ya que a una temprana edad sufre la partida de su madre por lo que tuvo que vivir entre varios familiares. Es en esta etapa que sufre la grave enfermedad de la tuberculosis, y que de acuerdo a su experiencia, fue sanado por el Señor, mostrándole su misericordia aún antes de llegar a sus santos caminos. Finalmente, después de todas estas vicisitudes y cuando aún era un niño, logra quedar al cuidado de su padre en Valdivia. Cuando tenía 18 años de edad, comienza a acompañar a su padre a la iglesia, quién había conocido al Señor en una iglesia hermana, pero es en el año 1950 cuando tiene un encuentro con el Señor Jesucristo, el que se produce en la Iglesia Metodista Pentecostal de Chile que se estaba iniciando nuevamente en la ciudad de Valdivia a cargo del Pastor Francisco Arriagada. Desde ese momento, su vida fue servirle al Señor Jesucristo.

Es en esta nueva vida en Cristo que conoce a una señorita llamada Leonor Igor, con la que contrae matrimonio el día 27 de Abril del año 1951, matrimonio bendecido por Dios del cual nacerían sus hijas María y  Ana, y posteriormente en Punta Arenas se agregaría Alejandro. Mientras estuvo en la iglesia de Valdivia desempeñó los más variados trabajos en la obra del Señor, fue voluntario, ciclista, predicador, oficial, encargado de local. Es digno mencionar que, las semanas  posteriores al gran terremoto del año 1960, la iglesia de Valdivia quedó sin su pastor, ocasión en que tuvo que asumir el cuidado de la iglesia, especialmente durante los críticos días del terremoto, respaldando el Señor su trabajo del cuidado de esta grey, hasta la llegada del nuevo pastor quién fuera el pastor Celestino Cabrera. Durante su permanencia en la iglesia de Valdivia el hermano Leal sirvió fielmente al Señor durante 3 pastorados; pastor Francisco Arriagada, pastor Héctor Maturana y pastor Celestino Cabrera, y es en este último pastorado (Pastor Celestino Cabrera), que el hermano Leal es honrado por el Señor para hacerse cargo de la obra de Punta Arenas, siendo ungido por  nuestro obispo Manuel Umaña Salinas.

Contaba en su tiempo el hermano Gonzalo Lizondo; encargado de la obra en Punta Arenas e hijo del anterior pastor de esta obra; que el pastor que venía era para Puerto Natales, porque de allá estaban pidiendo pastor, pero que ellos hablaron con mi obispo para que se quedara en Punta Arenas, lo que sucedió finalmente, quedando el pastor Leal a cargo de Punta Arenas y Puerto Natales, obra que atendió hasta el año 1965 cuando llegó un pastor para este lugar. El nuevo matrimonio pastoral lo integraban 4 personas, el pastor Alejandro Leal, su esposa la Pastora Leonor Igor, y sus 2 hijas María y Ana quienes arriban a Punta Arenas un día 7 de Enero del año 1963, siendo recibidos por un fuerte ventarrón tan característico de esta ciudad. El amor de este siervo de Dios por su Señor era tan grande, que era común verle en la ciudad de Valdivia y posteriormente en Punta Arenas, predicando solo las gratas nuevas de salvación.

Los primeros años fueron muy difíciles, tuvieron que comenzar a acostumbrarse a un nuevo clima, que en esa época se caracterizaba por las intensas nevazones desde el otoño hasta el inicio de la primavera. La obra no crecía, y más de alguna vez este siervo de Dios le preguntó al Señor, “si él no era llamado porqué lo había enviado hasta acá”, pero la respuesta no se hizo esperar, ya que en una de sus oraciones, Dios le habla y le dice con voz audible “poderoso soy para levantar de estos escombros un pueblo grande”, esto fortaleció a este siervo de Dios, pensando en que esto sería pronto, pero debieron pasar algunos años todavía para ver la promesa de Dios cumplida. Entre las experiencias de oración de este abnegado siervo de Dios está que, en los momentos de angustia su altar de oración era un rosal que había en el patio de la casa pastoral, donde elevaba sus súplicas al Dios Altísimo. Dios confirmó grandemente su trabajo en Punta Arenas, siendo motivo de admiración por pastores de iglesias hermanas, quienes veían la gran cantidad de hermanad que había en su iglesia, y que en más de alguna oportunidad quisieron saber el secreto de este resultado, preguntándole “pastor Leal,  que hace usted para tener tanta gente en la iglesia”, a lo que él respondía, yo no hago nada, todo lo hace el Espíritu de Dios nada más”.

Entre el trabajo de evangelización que este siervo realizó podemos señalar lo siguiente: en el año 1968 viaja hasta Puerto Porvenir para iniciar la predicación del evangelio en ese lugar, viajes que realizaba con mucho sacrificio, teniendo que dormir donde se pudiera muchas veces, pero Dios confirmó su trabajo convirtiendo almas y estableciendo la obra en ese lugar donde se construyó un hermoso templo, el cual fue inaugurado el día 18 de Septiembre del año 2003, y entregando posteriormente para pastorado el año 2009.

En el año 1974, viaja hasta la ciudad de Rio Grande Tierra del Fuego Argentina, para extender la obra en ese lugar también. No fue fácil en este lugar, muchas veces tuvo que dormir debajo de las bancas, pero su deseo de entregar el mensaje a las almas era más grande, también en este lugar logra establecer la obra Metodista Pentecostal, entregándola para pastorado en el año 1981, con terreno de la iglesia.

En el año 1981, presenta al hermano Luis Cabrera Rubio para el pastorado, quién se hace cargo del sector de Barrio Prat, donde no había iglesia de nuestra misión.

En el año 1983, es el anfitrión de la LXXIV (74) Conferencia Anual Internacional, por la cual se esmeró para que resultara de la mejor manera, la que fue de mucha bendición para toda la hermandad de Punta Arenas – Errázuriz y Barrio Prat.

En el mes de Marzo del año 1987, entrega el local José Kramarenco para pastorado haciéndose cargo de él el hermano José Levill Curguan.

En el año 1994, abre obra en la localidad de Río Seco distante 15 kilómetros de Punta Arenas, inaugurando un hermoso templo en el año 1996, campo que después de la partida del Pastor Leal, fue entregado a Pastorado, colocándose al hermano Leonardo Jara Segura el día 12 de Octubre del año 2009.

Entre las bendiciones espirituales que le concedió el Señor encontramos las siguientes:

  • Año 1963 Honrado como Pastor Probando
  • Año 1968 Ascendido a Pastor Diácono
  • Año 1974 Ascendido a Pastor Presbítero
  • Desde el año 1975 cumplió la labor de Superintendente de Distrito en varias iglesias de Chile y Argentina, labor que desarrollo hasta el día que fue llamado a la presencia del Señor.
  • En el mes de Abril del año 1988, es honrado como Jefe del Sector 17, labor que desempeñó hasta el año 2009 siendo este sector ya el 24.

Otros datos relevantes son:

. Recibe galvano de reconocimiento por parte del Señor Alcalde de Punta Arenas, en julio del año 2008, por su labor evangelística en la región.

. Actualmente se está a la espera de la oficialización de una calle que llevará su nombre en una importante población de Punta Arenas.

La labor de este abnegado siervo de Dios fue ardua y fructífera, y Dios quiso recogerlo a su gloria un día 16 de Julio del año 2009, después de 46 años y 6 meses de ministerio, para que descanse de sus trabajos y disfrute de los goces celestiales, esperando el postrer día en que le veamos resucitado en un cuerpo glorificado, aleluya.

“Oí una voz que desde el cielo me decía: Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen” Apocalipsis 14:13.


Corresponsal Bethania Vejar Catalán