Confraternidad entre Iglesia de Graneros y Quinta de Tilcoco

1320 0

Un encuentro maravilloso, un precioso servicio de confraternidad se vivió el día sábado 06 de Junio del 2015 en la comuna de Quinta de Tilcoco.

El clima no fue impedimento para alabar a aquel que nos dio la vida. La amada IMPCH de Graneros, gobernada por el Pastor Hernán Arriagada Leyton visitó a la Iglesia administrada por el Pastor Carlos Pérez  Pérez. Desde que la iglesia de Graneros llegó se pudo ver la comunión entre los hermanos de ambas iglesias unánimes al Señor, disfrutando una once preparada por nuestros hermanos.

Esta hermosa fiesta tuvo como motivo compartir en armonía con los hermanos y hermanas que nos visitaron y, junto con esto, colaborar en la obra de Dios en uno de los proyectos que tiene la iglesia de Quinta de Tilcoco: “La compra de un terreno para en un futuro no cercano y en el tiempo de Dios, construir un hermoso templo anexo en la localidad del Huapi, donde actualmente se congrega un grupo aproximado de 40 hermanos”.

El servicio comenzó con el Himno Congregacional N° 123 “La débil cuerda” entonado por los hermanos de ambas iglesias, insistiendo en que ambas iglesias somos uno en el Señor. Luego de la oración, el Coro de casa entona la Alabanza de Carpeta “Espero bendición”, teniendo en cuenta que el Señor nos iba a bendecir esa jornada. El coro de visita hacía lo mismo con la alabanza “Qué alegría es ser de Cristo” y se hacía énfasis en el pasaje bíblico ubicado en Salmos 122 “Yo me alegré con los que me decían, a la casa de Jehová iremos”.

El Coro de visita alabó al Señor con las alabanzas “Grande eres Dios”, “La victoria es tuya”, “Siempre estuviste aquí” y “Jesús es mi salvación” bendiciendo el nombre del Señor. En el momento de las oportunidades, hermanos de Graneros honrando la sanidad que el Señor había hecho en ellos: el Hermano César Valenzuela contaba que su hija fue sanada de un problema de tiroides, el Hermano Raúl Correa contaba cómo Dios lo había sacado de la droga y el alcohol y la pastorita Irma Salazar alabó al Señor por haberla sacado del quirófano prácticamente muerta producto de un aneurisma cerebral.

Lo más importante, la palabra de Dios, entregada en este día por nuestro amado pastor Hernán Arriagada Leyton,  fue leída y exhortada en el libro de Apocalipsis Capitulo 2, donde Dios nos habló de la importancia de tener siempre el primer amor en nuestras vidas, trabajando con esfuerzo y esmero en la obra de Dios, de la misma forma que cuando tuvimos nuestro primer encuentro con Cristo “Siempre enamorados del Señor Jesucristo”.

Agradecemos a nuestro Dios por tan hermosa jornada de Confraternidad entre las Iglesias de Graneros y Quinta de Tilcoco.


Corresponsales: Diego Gárate y Emilio Cáceres – Sector 10