Biografía Obispo Samuel Zenteno Pedreros

37 0

LA IGLESIA METODISTA PENTECOSTAL DE CHILE RINDE UN SENTIDO HOMENAJE PÓSTUMO AL OBISPO SAMUEL ZENTENO PEDREROS, QUIEN FUE LLAMADO A LA PRESENCIA DE DIOS, EN LA TARDE DEL MIÉRCOLES 15 DE ENERO DEL 2020.

Biografía:

En el sector de Tubul, región del Bíobío, un día de enero del año 1928 nace Samuel Segundo Zenteno Pedreros. De familia católica, creció en una familia de padres rigurosos y disciplinantes, pero a su vez llenos de amor para con sus hijos.

Autodidacta por excelencia, a la edad de 14 años de edad leía la Biblia católica del Padre Scio.

Una experiencia sobrenatural despertó el interés en las cosas del Señor al joven Samuel. En la primavera del año 1943, estando en su habitación, oyó la voz de Dios que habló con él. Desde ese día prometió servir a Cristo donde se le enviara.

En febrero de 1947, asistió a una Escuela Dominical en un lugar llamado Ranguelmo.

Los inicios de este siervo de Dios fueron en la Iglesia Evangélica Pentecostal. Trabajó arduamente como guía de local. Más tarde contrae matrimonio con la señorita Elba Elena Cabrera, siendo bendecido con nueve hijos.  El Espíritu Santo obraba gloriosamente en muchas personas que se entregaron al Señor.  “Vivimos un verdadero avivamiento pentecostal; el Señor me dijo: Predica la verdad, no seas mentiroso”.

En el año 1951 renunció a la Iglesia Evangélica Pentecostal.  Comenzó su labor pastoral en 1953 en el local “Tres Esquinas”, comuna de Coelemu. Su fecunda labor evangelista realizada en Perales, Mela, Trehuaco, y Quirihue, dieron frutos espirituales abundantes. El Pastor Zenteno alcanzó todos los grados eclesiásticos de la Iglesia: desde Diácono a Presidente de la Corporación.

En el año 1999 las autoridades civiles lo distinguen como ciudadano ilustre.  Ese mismo año es honrado por la Conferencia de Pastores de la Iglesia de Dios Pentecostal como Obispo de la Misión.

El Obispo Samuel Zenteno, es respetado y admirado por su vida íntegra.  Visionario, pacificador, y altruista.  Varón de Dios que ha trazado la palabra de verdad. Es un verdadero Pastor Pentecostal. Bastión de nuevas generaciones que esperan ser impactados por vidas como la del respetado Obispo.

El dolor no ha estado ausente en la vida de este varón de Dios. Su hijo Arturo partió y más tarde partió con el Señor su amada esposa, la Diaconisa Elba Elena.  El dolor acrisoló al Obispo Zenteno. En sus últimos años estuvo al cuidado de sus queridas hijas Rut y Rosa.

Países hermanos han sabido de la tarea evangelizadora del Obispo Zenteno, entre ellos: Argentina, Uruguay, Perú, Bolivia y desde el año 1988, E.E.U.U.

Soñador, culto, autodidacta, sabio, honorable y distinguido entre millares. Lector ávido. Intelectual. Hombre de valor. Ejemplo para las nuevas generaciones.