Reflexión | “6 regalos que no te cuestan nada”

148 0

Los mejores regalos son aquellos que salen del corazón y que se dan sin interés ni costo alguno.

Muchas veces se llega a pensar que el valor de algo radica en su costo monetario, ignorando que los mejores regalos se esconden aún en los detalles más sencillos.

Existen 6 regalos que usted puede dar y que no le generarán costo alguno:

1.- Escuchar

Escuchar las ideas y opiniones de otros, es darle valor e importancia. Oír sin interrumpir, bostezar o criticar es un gran regalo que por muy sencillo que parezca otros valoran más que cualquier cosa. Una persona que te escuche atentamente llega a convertirse en alguien en quien confiar (Santiago 1:19).

2.- Dar cariño

Pequeños gestos como un abrazo, besos, palmadas en la espalda o apretones de mano, son acciones sencillas que demuestran amor por aquellas personas que le rodean. Este simple regalo puede alegrarle el día a una persona, además de transformar la tristeza en alegría (1 Juan 4:7).

3.- Sonreír

Sonreír es un regalo muy sencillo que transmite alegría, confianza y paz. Este sencillo gesto es muy beneficioso para la salud tanto física como emocional y lo mejor de sonreír es que al hacerlo contagias a otros de felicidad (Proverbios 15:13).

4.- Hacer un cumplido

Un simple y sencillo «te ves genial», «haces un buen trabajo» o «estuvo estupenda la comida» puede hacer un día especial. Además, cuando haces un cumplido motivas a la persona a hacer las cosas cada vez mejor (Lucas 6:31).

5.- Estar a disposición

Siempre que tenga la oportunidad haga saber a quienes le rodean que pueden contar con su ayuda. No se limite sólo a sus propias necesidades, más bien viva con el propósito de servir a los demás (Proverbios 3:27).

6.- Agradecer

Cuando agradece, usted demuestra que valora el trabajo y la ayuda que hacen los demás. Ser agradecido con Dios y con los hombres será la llave que le abrirá la puerta a muchas bendiciones.

«La dádiva del hombre le ensancha el camino Y le lleva delante de los grandes», Proverbios 18:16.

Fuente: bibliatodo.com