Primer Encuentro de Juventud del Sector 12

682 0

El día sábado 14 de Julio, en el Sector 12, se realizaron cuatro eventos simultáneos de juventud, cuyas sedes anfitrionas fueron: Molina Sur, San Rafael, Pencahue y Maule.

En la sede de Molina Sur participaron las iglesias de: Curicó, San Clemente y Talca Sur.  El pastor Heriberto Videla Zerpa, perteneciente a la IMPCH Curicó fue el encargado de entregar el tema “El espíritu inmundo”, los textos bases para este estudio se encontraron en: San Mateo 13:43-44 y Efesios 6:10-12. El estudio llamaba a reconocer la situación de constante guerra espiritual frente al enemigo, por lo cual enseñó las herramientas necesarias que cada cristiano debe tener para combatirlo.

Por la tarde, La palabra se encontró en Mateo 5:12-16 y estuvo a cargo del hermano Nicolás Herrera Castro, de la iglesia de San Clemente. El mensaje instó a ser luz en el mundo, y por lo tanto alumbrar a la sociedad que se encuentra sumida en tinieblas.

Por otra parte, en la sede de Maule participaron las iglesias de: Molina Norte, San Javier, Linares y Colbún. El pastor Rubén Arévalo de la IMPCH Maule entregó el tema “Los demonios”, basándose en los versículos de la palabra que se encuentran en, 1°Juan 3:4 y Santiago 4:7. El estudio enseñó que en la actualidad se puede ver la amplia influencia del diablo y los demonios en la juventud, presentándose de distintas formas, como por ejemplo: la mentira, el asesinato, los malos pensamientos, violencia, etc. Sin embargo el diablo y los demonios fueron derrotados por Jesús en la cruz, por lo cual la clave para vencerlos es aferrase al Señor de todo corazón.

En la jornada de la tarde, la lectura y exhortación de la palabra se encontró en Salmos 117:1-2, y estuvo a cargo del hermano Evans Valenzuela de la iglesia de San Javier. El mensaje recordaba que la misericordia del Señor es nueva cada mañana y su amor permanece para siempre. Por lo tanto, es preciso alabarle de corazón en todos los momentos de la vida.

En la sede de San Rafael asistieron las iglesias de: Las Lomas, Talca Centro y Pelarco. En esa ocasión, el encargado de entregar el tema “posesión demoniaca en las personas” fue el pastor Jeremías Vásquez Echeverría, perteneciente a la iglesia de Talca Centro. La base de este estudio se encontró en Efesios 6:12 y Ezequiel 28:12-18. El estudio recordaba que el mundo entero está bajo la dirección del maligno, pero cada cristiano cuando recibió a Jesús, se instauró en el hueco de la mano del Señor, por lo tanto el diablo perdió todo derecho y autoridad sobre los hijos de Dios.

En el servicio de la tarde, la palabra fue leída y exhortada por hermano Hernaldo Vilches de la iglesia de Las Lomas y se encontró en Josué 1:5, el mensaje recordaba que lo imposible para el hombre es posible para Dios, por lo cual no se debe temer pues el rey de rey es está dispuesto a ayudar a todos aquellos que lo pidan.

En la sede de Pencahue, participaron las iglesias de: Buena fe, Santa Ana de Queri y la Obra. El pastor gobernante de la iglesia de La Obra, Miguel Cofre, expuso el tema “destructores espirituales silenciosos”. La base del estudio se encontró en Lucas 4:31-37, y la reflexión impartida enseñaba a reconocer que en este siglo los mayores peligros son: internet, las redes sociales y la moda, sin embargo cuando se utilizan de una forma adecuada pueden ser útiles para desenvolverse en la sociedad.

El hermano Iván Ramírez, jefe de Juventud de La Obra fue el encargado de leer y exhortar la palabra del Señor, la cual se encontró en Jueces 7: 2-7. El mensaje enseñaba a confiar de todo corazón en Dios e instaba a entender que los logros obtenidos en la vida no son por la propia capacidad que la persona tenga, sino porque Dios es quien da la victoria.

Las Juventudes que participaron en las sedes anfitrionas de Molina Sur y San Rafael, tuvieron la oportunidad de realizar desfiles de predicación a la calle anunciando las gratas nuevas de salvación a todos aquellos que atentamente escuchaban la palabra.

Finalmente, en el transcurso de la jornada, en todas las sedes donde se realizaron los eventos se  hicieron distintas oraciones, con el objetivo de clamar a Dios tanto por la iglesia y los trabajos espirituales, como por la contingencia valórica que ha afectado en el último tiempo al mundo actual.

Este primer evento de Juventud del Sector 12 fue de gran bendición para todos aquellos que participaron. Además, el estudio y la palabra entregada en cada sede fortaleció la vida espiritual de cada asistente.

Comunicaciones IMPCH, Sector 12