Pastora Raquel Córdova Montero, Iglesia de San Antonio

400 0

Un 10 de Agosto de 1926 en la comuna de Gorbea nació la Pastora Raquel Córdova en la provincia de Cautín. A la edad de 5 años sus padres sufrieron un accidente que les causó la muerte, por lo cual ella fue llevaba a un centro de Monjas en Lautaro. A los 14 años la hermana Petrolina se hizo cargo de la hermana Raquel y se fueron a Temuco. Allí la hermana Petrolina se congregaba en una Iglesia Metodista, fue donde la hermana Raquel empezó a dar sus primeros pasos en el evangelio.

Al pasar el tiempo, en un encuentro de jóvenes donde participaban distintas iglesias evangélicas, conoció al hermano Eleazar Seguel, quien al verla se enamoró de ella y quedó encantando con el coro a voces en el que ella participaba. Con el tiempo, muy feliz de conocer al “hermano Aleluya”, como lo nombraba con cariño, ya que para ella en ese tiempo eran poco usuales las manifestaciones del Espíritu Santo.

El 13 de enero de 1945 contrajeron matrimonio, formando una linda familia. En la Conferencia del año 1947 en la ciudad de Temuco, son llamados al pastorado y enviados a la ciudad de Lautaro y en el año 1949 son enviados a pastorear la iglesia de la comuna de Traiguén.

En el año 1953 los trasladan a la ciudad de Angol, donde permanecen 12 años aproximadamente, allí trabajan levantando una población evangélica que permanece hasta el día de hoy.

El 21 de julio de 1964 son trasladados a la ciudad de San Antonio, en que el segundo obispo de nuestra misión Rev. Mamerto Mancilla, dispusiera el traslado ya con 17 años de pastorado en las iglesias del sur de nuestro país.

Estos obedientes siervos aceptan el traslado ordenado dejando la ciudad de Angol junto a su familia ya compuesta por sus seis hijos: Helmut, Tirza ya jóvenes, María, José, Heber y Egla aún unos niños. Con el pasar del tiempo fueron trabajando con el fin de expandir el evangelio, es así como se abrieron clases a lo largo de la provincia.

Siempre apoyando a su esposo en todo, trabajando con el cuerpo de Dorcas en oración y ayuno para que Dios confirmara la obra. En el año 1985 cuando es nombrado vicepresidente el Pastor Eleazar, ella como mujer idónea siempre estuvo dispuesta a acompañarlo en todo, tales como los viajes de superintendencia en los años 1994 y 1996 que le tocaban en la naciente iglesia en Argentina, cubriéndolo siempre en oración.

El 14 de Febrero del 2005 es llamada a la presencia del Señor esta distinguida y sabia mujer de Dios, quien con su carácter fuerte estuvo peleando la buena batalla junto a su amado esposo. Nuestra pastora Raquel siempre será recordada por ser una mujer rigurosa y muy estructurada en lo que realizaba y hacía con mucho agrado por los hermanos, siempre acogiéndolos con cariño. Asimismo por su manera de enseñar, haciéndolo con la finalidad de que crecieran y maduraran en las cosas de Dios.