Pastora Olidia Díaz Torres, Iglesia de Iquique

38 0

Nació el 16 de diciembre de 1925, en la ciudad de Curanilahue, Octava región. Fue la quinta hija del matrimonio conformado por don Juan Bautista Segundo Díaz y doña Eva Torres Maldonado. Por motivos labores de su padre se trasladaron a vivir a la ciudad de Lirquén, desde donde se trasladó a la ciudad de Santiago.

En la capital conoce a quien fue su esposo, el joven Oscar Lara Muñoz, con quien contrae matrimonio el año 1947. En ese entonces su esposo aún no conocía al Señor, pero ella fue el instrumento utilizado por Dios para traer al futuro siervo a estos caminos bendito, pues era estéril, y fue en una conversación con su suegra, quien desafía a pedirle un hijo a Dios, decisión que toma con su esposo haciéndole una promesa a Dios.

Dios le cumple, y fruto de esa bendición nace su hijo mayor, hoy, el Pastor Juan Lara, y posteriormente, cinco hijas: Verónica, Mónica, Cecilia, Tabita y Olidia.

Tiempo después la familia Lara Díaz se traslada a la ciudad de Arica, donde nuestro Dios empieza a preparar el camino para llamar al pastorado al hermano Oscar, lo que ocurre el día 30 de noviembre de 1964, cuando se funda la Iglesia Metodista Pentecostal de Chile en Iquique.

Sus oraciones al comienzo de la obra, solicitando obreros de 50 en 50, es signo inequívoco de la fe de la sierva del Señor, quien va creciendo como la mujer idónea que Dios necesitaba para acompañar a un siervo de la talla del Pastor Oscar Lara.

Inconfundible era su voz en las calles iquiqueñas e inolvidables sus consejos  cristianos, y aún sus retos, los que no tenían otro objetivo que fortalecer el bienestar espiritual de quienes lo recibían.

Al frente de sus dorcas fue la responsable de muchos logros y bendiciones para LA IGLESIA. Pero sobre todas las cosas su testimonio perdurará en los corazones de sus hijos, dorcas y congregación, quienes le dicen a su Pastora Olidia ¡hasta pronto!, en la seguridad que sus enseñanzas serán vitales ´para alcanzar la corona de gloria.

Su llamado triunfante a la presencia del Señor ocurrió el 15 de julio del 2016.

Fuente: Revista La Voz Pentecostal N°54 año 2017, página 80.