Pastor Oraldo Rojas Ramírez, Iglesia de San Bernardo

2340 0

Pastor Oraldo Rojas Ramírez, precursor de la obra evangélica en la comuna de San Bernardo. Emblemático hombre de Dios en la Iglesia Metodista Pentecostal, reconocido por sus predicaciones y por sus muchas buenas obras hacia quienes le rodeaban.

Nació en Licantén en la séptima región, el año 1884, hijo de Juan Manuel Rojas y doña Juana Ramírez. Era el menor de 6 hermanos. Pertenecía a una familia acomodada, conservadora y muy católica.

En el año 1902 a sus 20 años de edad sus padres deciden mudarse a la capital, el gran Santiago, lugar donde el joven Oraldo Rojas ingresa a trabajar a la Empresa Singer, desempeñándose como supervisor. Por su trabajo comienza a viajar a lo largo del país; es en uno de éstos viajes cuando le hablan del Evangelio de nuestro Señor Jesucristo, es en ese momento cuando recibe el llamado de Dios y decide incorporarse a la 2º Iglesia Metodista Pentecostal de Sargento Aldea. Cuando se convierte al evangelio es rechazado por su familia, siendo desheredado y tildado de hereje.

El día 30 de noviembre de 1918 contrae matrimonio con la hermana Ángela Abarca, en el Registro Civil de la comuna de Santiago, siendo testigos del matrimonio el Pastor Manuel Umaña Salinas y la Hermana Remigia Arancibia. La ceremonia religiosa se llevó a efecto en la primera Iglesia Metodista Pentecostal de Jotabeche en Santiago.

En 1921, a sus 37 años de edad es enviado como obrero a San Bernardo, con la única misión de extender la obra de Dios. Predicó incansablemente el evangelio de Cristo no sólo en esta localidad y en sus comunas aledañas, sino, además proclamó las bondades divinas por todo Santiago y otras ciudades. Aunque en esos tiempos los Hijos de Dios eran tenidos por escoria y herejes dentro de la sociedad él nunca retrocedió, mas siempre siguió pregonando el evangelio con toda la gracia de Dios.

El año 1923 fue nombrado Pastor Probando y el año 1926 es nombrado pastor Presbítero.

Mucho se podría escribir sobre el recordado Pastor Oraldo Rojas Ramírez que, debido a su basta labor Pastoral, trascendió en reconocimiento dentro de nuestra misión transformándose en una leyenda. Respetado y querido por todos, su persona era ampliamente conocida, no solo en San Bernardo, sino en Santiago, provincias e incluso en el extranjero.

Transcurren los años llegando el 10 de Junio de 1976, cuando a los 92 años de edad Dios le llama a su presencia, dejando mucha tristeza en la hermandad y comuna de San Bernardo. Acudieron en compañía de este Santo del Señor, en multitud hacia el Cementerio Parroquial, todas las autoridades de San Bernardo, tanto civiles, militares y eclesiásticas (pastores, Sacerdotes, Hermanas Monjas), sus príncipes, gentiles, Pueblo de Dios de todo este País y corresponsales del extranjero.

Cuando el amado Pastor Rojas llegó a principios de siglo al sur de la gran capital no se conocía el evangelio, sin embargo gracias al cumplimiento esforzado y perseverante de su misión, logró dejar tras su muerte más de 20 iglesias en las diferentes poblaciones de la zona, las cuales se multiplicaron en los años posteriores.

Este varón de Dios dejó una profunda huella tanto en la Iglesia como en la comunidad san bernardina, siempre se le recordará por su arduo, constante y amoroso trabajo por la palabra de Dios, su constante y fiel apoyo a los más desamparados y aproblemados de nuestro barrio; en efecto, siempre se recordará al venerable anciano que pasaba por las calles recogiendo mendigos, ebrios y asistiéndoles con comida, ropa, medicamentos y sobre todo la Palabra de Amor de nuestro Señor Jesucristo.


Este varón de Dios dio un gran ejemplo en cuanto a lo que debe ser el fiel seguidor de Cristo. Fue uno de los primeros hombres convertidos por la predicación pentecostal en Chile. Recién el año 1909 nació la Iglesia Pentecostal Chilena, y él, en 1910, abrazó la causa del evangelio. Por esta misma razón fue pionero y líder, obrero y constructor.

Damos gracias a Dios por este imborrable ejemplo y por los actuales pastores de la Iglesia Metodista Pentecostal que continúan tan noble obra.

Recopilación de información: Hermano Manuel Rojas