“Jesús nunca nos va a pedir algo, que él no haya hecho primero” Confraternidad de Dorcas en La Granja – Sanita

22 0

El día sábado 28 de septiembre, se realizó un evento de hermanas Dorcas, en el cuál tuvimos el agrado de recibir a la iglesia de IMPCH El Castillo, junto a su Pastora Julia Gómez y a las hermanas de IMPCH El Bosque junto a su pastora Tavita Guajardo.

“Jesús nunca nos va a pedir algo, que él no haya hecho primero” Confraternidad de Dorcas en La Granja - Sanita

 

El servicio de carácter espiritual, inicio a las 18:30 horas, al son del himno Nº171 de los himnarios “Santo espíritu desciende”. Seguido de ello, la pastora Ana Pacheco de a IMPCH La Granja-Sanita, da la bienvenida respectiva a las hermanas y pastoras presentes. En este día, también se contó con la presencia de la concejal de la Comuna de la Granja y hermana en Cristo, Débora Arias.

“Jesús nunca nos va a pedir algo, que él no haya hecho primero” Confraternidad de Dorcas en La Granja - Sanita

“Jesús nunca nos va a pedir algo, que él no haya hecho primero” Confraternidad de Dorcas en La Granja - Sanita

Dentro del servicio realizado, se otorgaron oportunidades, como sintiesen las pastoras, para que las hermanas que les acompañaban, compartieran testimonios para aumento de fe y entonaran alabanzas a Dios.

“Jesús nunca nos va a pedir algo, que él no haya hecho primero” Confraternidad de Dorcas en La Granja - Sanita

La bendita Palabra de Dios, es leída y exhortada por la pastora Tavita Guajardo, en el Nuevo Testamento, libro de los Filipenses, capitulo 2, versículos 5 al 8.  Llevándonos a meditar si realmente conocemos a Jesús. Mediante la gracia y entendimiento que otorgo Dios a nuestra pastora Tavita para la exhortación del mensaje, quien nombraba cualidades de Dios la obediencia, integridad, la identidad, el amor y su renuncia a ser Dios, quien se despojo de su gloria.

“Jesús nunca nos va a pedir algo, que él no haya hecho primero” Confraternidad de Dorcas en La Granja - Sanita

Dios, mediante su amor y misericordia, nos recordó que nosotros, como iglesia somos la Novia de Cristo y al ser hijas del rey de reyes, somos también princesas de él. Bajo esta premisa, es que a cada pastora se le entrego una bandeja con coronas, para que fueran puestas sobre la cabeza de sus dorcas, como símbolo de tal titulo el que solo tenemos por su amor y misericordia.

Servicio marcado por la emoción, adoración y alabanza entregado a Dios, cuyos corazones rebosaban de gozo en este culto, damos gracias a Dios por todo lo que él realizo. Toda honra y gloria sean dadas a Dios.

Damaris Pezo López | Comunicaciones IMPCH, Sector 7

“Jesús nunca nos va a pedir algo, que él no haya hecho primero” Confraternidad de Dorcas en La Granja - Sanita