¡Hoy más que nunca Dios quiere una Iglesia viva! Culto espiritual Miércoles en Santa Fe

442 0

Santa Fe, Miércoles 25 de abril de 2018. La Iglesia de Santa Fe, administrada por nuestro pastor Osvaldo San Martín junto a su esposa la pastora Mirta Jara, compartió un hermoso culto espiritual durante esta tarde con nuestro Obispo Bernardo Cartes Venegas, autoridades eclesiásticas de nuestra institución y todos los pastores Superintendentes de los sectores 13 al 23, comprendiendo desde parte de la Región del Maule hasta la Isla de Chiloé.

Es así como, bajo la coordinación del pastor Mario Mora Agurto de la Iglesia Ancud Fátima, se dio inicio a un culto de alabanza, agradecimiento y palabra de Dios. Especiales palabras de Bienvenida otorgó el pastor anfitrión Osvaldo San Martín, quien destacó la importancia de estas actividades eclesiásticas que sirven de instrucción para los pastores que detentan la calidad de Superintendentes. Asimismo, agradeció a Dios el pastor Elías Molina Salgado, Jefe del Sector 17 y quien ministra la iglesia de Negrete. Posteriormente, nuestro Obispo expresó su alegría por poder estar en la Iglesia de Santa Fe y recordó hermosas experiencias de cómo Dios provee a la vida de sus hijos, debiendo ser agradecidos en todo momento, recordando que “¡Hoy más que nunca Dios quiere una Iglesia viva!”.

Previo a la palabra de Dios, se otorgaron oportunidades de agradecimiento a los pastores Eriberto Morales de la Iglesia en Nueva Toltén y al Neftalí Abarza, Jefe Sector 13 y quien administra la Iglesia de Sauzal.

El mensaje estuvo a cargo del pastor integrante del Presbiterio Mayor Marcos Cárdenas Cárdenas, quien ministra la Iglesia de Rahue Alto, dando lectura y exhortación en 2ª de Reyes capítulo 7 versículos 3 al 9, quien en su reflexión recordó que estamos viviendo tiempos difíciles, donde debemos aferrarnos a Dios. En la porción bíblica podemos ver que los leprosos habían perdido sus familias, estaban apartados por sus circunstancias, pero en un momento se dieron cuenta que si se quedaban estancados morían, si se movían vivían, los leprosos no sabían lo que Dios había profetizado. Muchas veces nos llenamos de hombres que no ven las cosas espirituales, pero debemos recordar que “Cuando las cosas están en crisis, el que se mueve por la Iglesia, por usted por mí, es Jehová de los ejércitos”.

De esta manera, se vivió un culto lleno de la presencia de Dios en el marco de una nueva actividad nacional.