“Hay poder en Cristo el Señor” Unidos para agradecer en Rancagua

22 0

La conmemoración de nuestros 110 años en la Catedral Evangélica de Rancagua fue reflejo de hermandad entre las iglesias presentes y la búsqueda del Espíritu Santo de Dios; tal como lo declaró nuestro Obispo Bernardo Cartes Venegas: “Es tiempo de que el pueblo de Dios se una”, con la finalidad de reunir a las diferentes denominaciones y alabar juntos el nombre de Jesús. Y así lo fue.

Unidos para agradecer en Rancagua

Desde las 11 de la mañana comenzamos a bendecir el nombre de Jehová mediante alabanzas y glorias a Dios, nuestra pastora Norma Azócar Olivares llevó a cabo la primera oración del servicio, rogándole a Dios que su presencia nos acompañara moviéndose en medio nuestro. El culto estuvo coordinado por el pastor David Fuentealba Cid, de la Iglesia Unida Metodista Pentecostal, quien invitó a la congregación desde un comienzo a ser libres de adorar con todo nuestro corazón a Cristo. La palabra de Dios estuvo en los labios del pastor José Donoso, de la Iglesia Pentecostal de Chile, en el libro de Jeremías Cap. 6 Vers. 16:

“Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma. Mas dijeron: No andaremos.”  En un mensaje lleno del poder del Señor.

Nuestro pastor Mauricio Moreno Cantillana fue el encargado de presentar la reseña audiovisual, que retrataba la historia de las iglesias y quienes nos antecedieron en esta maravillosa obra.

Unidos para agradecer en Rancagua

También se entregaron reconocimientos a los pastores Rafael Toloza, de la Iglesia Unida Metodista Pentecostal, recordando el inicio de su ministerio en el Sector de Rancagua Norte, y la destacada participación de nuestro pastor Pedro Hernández, de la Iglesia Metodista Pentecostal de Chile en Machalí, por sus 25 años de trabajo.

Unidos para agradecer en Rancagua

Sin duda, el mayor de los éxitos en esta reunión de Iglesias Pentecostales de Chile en la ciudad Rancagua, estuvo presente en la bendición que Dios derramó sobre nosotros a través de su Santo Espíritu, tocando de forma hermosa nuestras vidas mediante los canticos entonados por el Coro UNIPECH, conformado por las diferentes iglesias presentes quienes fueron una sola voz, bajo la dirección de nuestro hermano Danilo Vargas. En una reunión exenta de letreros y organizaciones, que tuvo como único propósito buscar el rostro de Jehová y alabar su nombre.

Que Dios siga bendiciendo a las iglesias evangélicas unidas.

Hermano Alejandro Flores Lillo | Fotografías: Hermano Andrés Lira Escobar

Comunicaciones IMPCH Rancagua

Unidos para agradecer en Rancagua