“El Espíritu Santo da: «seguridad, libertad y sustento»” Unidos para agradecer en Coquimbo

16 0

Con mucha emoción y expectativa se reunieron las congregaciones en Coquimbo de las Iglesias conformadas por UNIPECH, en el templo sede correspondiente a la Iglesia Metodista Pentecostal de Chile, derecho público.

Unidos para agradecer en Coquimbo

Cerca de las 10:00 hrs. comenzaron a llegar progresivamente los hermanos y hermanas para disfrutar y celebrar los 110 años de Pentecostalismo en Chile.

Un día histórico indudablemente y que por varias semanas previas tenía a las iglesias expectantes y ansiosos por participar.

Unidos para agradecer en Coquimbo

Previo al culto especial, tuvo una importante participación el Coro UNIPECH, conformado por 80 coristas aproximadamente. Ellos entonaron hermosas alabanzas a Dios, donde comenzó a despertarse un ambiente de gozo y adoración en los asistentes. Cada jefe de Coro, tuvo la oportunidad de dirigir una alabanza, lo que evidenció un ambiente de unidad genuina, porque no se vio diferencias, sino como hubiese sido siempre un solo Coro formado para Dios.

Unidos para agradecer en Coquimbo

A las 11:00 hrs. en punto, se dio inicio a la fiesta espiritual, donde tuvo la bendición de coordinar, el pastor presbítero Jose Collipal, quien ministra la Iglesia Unida Metodista Pentecostal en Coquimbo. Se comenzó el culto citando las siguientes palabras “llegó el gran día, llegó la hora” y con el reconocido himno 393 “Señor mi Dios”, se alzaron las voces todas a una, para adorar al más grande de todos los tiempos y del universo.

Después de entonar el primer himno, se dieron los saludos respectivos a un Concejal invitado, y a dirigente de la Junta de Vecinos del Sector San Juan, donde se encuentra ubicada la iglesia sede, donde se celebró esta convocatoria pentecostal.

Luego el pastor Ernesto Rubio, quien ministra la Iglesia Evangélica de Dios Pentecostal, dio lectura al Salmo 133. Posterior a la lectura de la Palabra se entonó el Himno 300 “Un Salvador Hallé”.

Con mucho gozo y alegría, se presenta la Reseña Histórica de los inicios del Pentecostalismo en Chile, la cual fue leída por el pastor presbítero Sergio Ibáñez, pastor de la Iglesia Metodista Pentecostal de derecho público.

Unidos para agradecer en Coquimbo

Posterior a la reseña, por inspiración del Señor, los pastores de UNIPECH, acordaron realizar una oración especial, esto es por la situación de sequía en la región. La iglesia asistente elevó un clamor ferviente, que duró algunos minutos, pero que nuevamente evidenció que no había letreros ni denominaciones, sino la iglesia de Cristo triunfante y poderosa.

Unidos para agradecer en Coquimbo

Luego el Coro UNIPECH tuvo su participación especial, entonando la alabanza “Nada que reprocharte”, dirigida por el hermano Sebastián Collipal, jefe de Coro UNIPECH.

Después de la hermosa alabanza, se dio lugar a lo más importante, la Palabra de Dios, la cual tuvo la bendición de exhortarla el pastor Carlos Herrera de la Iglesia Pentecostal de Chile. Ella fue leída y exhortada en el libro de los Hechos de los Apóstoles, “La Promesa del Espíritu Santo” (Hechos 1:1-11), en ella Dios recordó a su pueblo reunido que el Espíritu Santo da: «seguridad, libertad y sustento». Una exhortación llena del poder de Dios, que llenó los corazones de muchos asistentes, que expresaban palabras y alabanzas a Dios, aún con lágrimas de gran gozo.

Luego se ora por el mensaje de la Palabra de Dios y se finalizó con el himno emblema de la iglesia chilena pentecostal “Firmes y adelante”.

Unidos para agradecer en Coquimbo

Para concluir el servicio especial de UNIPECH, se le da la oportunidad al Pastor Coordinador del evento, Jorge Novoa, de la Iglesia Metodista Pentecostal de derecho privado. En sus últimas palabras previa a la bendición final, fue usado fuertemente para recordar lo especiales que somos cada uno para Dios, momento muy hermoso porque se manifiesta la presencia de Dios en la congregación.

Posterior a esa intervención, el mismo pastor invita a orar por la zona del sur afectada por el fuerte sismo durante esa mañana, clamando a Dios misericordia y ayuda. Finalmente se concluye con la bendición del culto especial UNIPECH.

Unidos para agradecer en Coquimbo

Es relevante mencionar que posterior a la bendición final, el coro UNIPECH compartió más alabanzas, lo que inició una gran manifestación del Espíritu Santo, con expresiones de gratitud, lágrimas, gozo, danzas espirituales y don de lenguas, que duró cerca de 30 minutos, y en donde la congregación participó y disfrutó.

Así tal cual se vivió el hermoso e histórico día tan anhelado por los pastores y sus congregaciones de UNIPECH Coquimbo, expresiones como: inolvidable, gran unidad y presencia del Espíritu Santo, marcaron este día para la gloria de Dios.

Comunicaciones UNIPECH Coquimbo

Unidos para agradecer en Coquimbo