A la presencia del Señor, Hermano Pablo Hoff

112 0

El fundador del Instituto Bíblico Nacional de Chile partió a la presencia de nuestro Dios en la madrugada del martes 23 de julio del 2019.

Nuestro Obispo Presidente, Bernardo Cartes Venegas, en representación de la Iglesia Metodista Pentecostal de Chile, envía sus sentidas condolencias a la familia del hermano Hoff y a toda la comunidad estudiantil y educacional, rogando que Dios les fortalezca y consuele, manteniendo viva la esperanza del reencuentro glorioso en las moradas eternales.

“Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.” Juan 11:25


A continuación, se comparte una biografía de este siervo de Dios.

.

PAUL B. HOFF BIEKER

1924-2019

Nació en Chicago, Illinois, Estados Unidos el 23 de febrero de 1924, criado en una zona rural.  Su conversión a Cristo se produjo en Canadá a la edad de seis años.

Sirvió tres años como soldado en la Segunda Guerra Mundial y fue compensado por el Gobierno de los Estados Unidos con una beca para estudiar en una universidad de su propia elección.  Eligió estudiar en la Taylor University, de fundamento evangélico, donde obtuvo un bachiller en Artes e Historia universal.

Posteriormente, aceptó una beca del Seminario Interdenominacional Winona Lake School of Theology (M.A. y B.D.). Después estudió en Northern Baptist Theological Seminary (Th.M. D.), obteniendo en total cuatro títulos teológicos.

En el año 1960 viajó a Bolivia como evangelista supuestamente por seis meses, pero se quedó allí como misionero por algunos años.  En el país altiplánico conoció a quién sería su esposa, hermana Betty Kingman.

En 1968 aceptó la invitación de servir en Argentina, donde educó por diez años en  varios centros  de  extensión  y  escuelas  bíblicas, en Río de la Plata.  Estaba en estas tareas, con la intención de quedarse en ese país cuando tienen una experiencia sobrenatural.  La voz del Espíritu habla a su corazón que Dios los requería en otro país.  Durante seis meses oraron por el lugar donde Dios los necesitaba, hasta que entendieron que el país era Chile, un lugar potente en el Espíritu pero donde los pentecostales no tenían preparación teológica.

El matrimonio Hoff  arribó a  Chile  en  1978,  para dedicarse en cuerpo y alma en la preparación educacional de los evangélicos nacionales.  Los inicios no fueron fáciles, el proyecto no fue entendido por las Iglesias Pentecostales.  Sin embargo, la Corporación Vitacura abrió las puertas de su sede central, ubicada en la calle Rosas #1546, en Santiago, donde dictaron las primeras  clases  en horario nocturno.

El Instituto Bíblico Pentecostal crecía en la medida que los pastores reconocían que los obreros preparados lograban mucho más que los no formados.

En 1987 logró comprar  un  edificio  de  seis  pisos,  situado  en  Av.  Ejército  #440, extendiendo el Instituto  a varios centros  de  extensión  a  través  del  país, sumando en la actualidad más de un millar de alumnos.

En el año 1999 se decidió cambiar el nombre de Pentecostal por Nacional para  alcanzar un mayor número de cristianos.

Otra faceta del hermano Pablo fue la literatura.  Escribió una serie de libros  en  español,  que son usados hasta el día de hoy en institutos bíblicos y seminarios en América Latina.  La literatura del hermano Pablo destaca por: “Los Libros Históricos”, “El Pastor como Consejero”, “El Pentateuco”, “Se hizo Hombre”, “Otros Evangelios”, “Defensa de la Fe”, “Teología Evangélica” y “Los Libros Poéticos”.

El jueves 26 de mayo del 2011, su esposa Betty fue llamada a la presencia del Señor.

El miércoles 31 de octubre del 2018, en presencia del Presidente de la República, don Sebastián Piñera Echeñique, recibió un homenaje en el Palacio de La Moneda por su aporte educacional y pastoral a las comunidades evangélicas pentecostales, a través de sus obras literarias y la creación del Instituto Bíblico Nacional de Chile (IBN).   Ese mismo año participó en el aniversario 40° del IBN celebrado en el templo de la Alianza Cristiana, en Providencia y en diciembre asistió a la ceremonia de graduación del alumnado, en dependencias del templo Bautista de Santiago.

El hermano Pablo partió a la presencia del Señor el martes 23 de julio de 2019,  a los 94 años de edad, aquejado de una neumonitis.

Su obra literaria, su lucha por un edificio institucional donde formar con conocimiento ungido, su cálida sonrisa y su spanglish tan característico, además de su deseo de formar discípulos bajo la inspiración del Espíritu Santo y con conocimiento en la Palabra de Dios, nos harán recordar por siempre al Fundador del Instituto Bíblico Nacional de Chile.

Hermano Pablo Hoff, hiciste bien en venir a Chile.

Con aprecio, Pablo Villouta Cabrera.

Alumno IBN