10 años de nuestro Obispo junto a nuestra Diaconisa pastoreando la iglesia de Chillán.

1036 0

El domingo 27 de mayo, con mucha gozo y alegría, la iglesia de Chillán conmemoró los 10 años de pastorado que ha cumplido nuestro Obispo Bernardo Cartes junto a nuestra Diaconisa Alicia Reynero en aquella congregación, destacándose en ellos su entrega en la continuidad del trabajo en la obra de Dios.

Cuando nuestro recordado Pastor Sergio Hernán Reynero Droguett (Q.E.P.D) es llamado a la presencia de Dios en el año 2008, el Presbiterio Mayor, Tribunal Eclesiástico y Jefes de Sectores, el día martes 6 de mayo del mismo año se reúnen en Concepción para solicitar a nuestro Obispo que se traslade a la Iglesia en Chillan a administrarla; sentir espiritual  que la Junta de Oficiales Diáconos y la congregación también tenían. Es así como el día 24 de mayo del año 2008 la Iglesia de Chillán recibió a sus nuevos Pastores, un día histórico de recibir a la máxima autoridad de nuestra iglesia como su padre espiritual y ver la gloria de Dios manifestada sobre nuestro Obispo y nuestra Diaconisa, quienes fueron miembros activos en la obra de Dios en aquella congregación.

 

Es por esta razón que la iglesia de Chillán quiso demostrar el cariño hacia sus pastores en este culto especial, en el cual se desarrolló un hermoso programa donde algunos hermanos tuvieron la oportunidad para engrandecer el nombre de Cristo y para también agradecer por la labor que sus estimados pastores han realizado a lo largo de estos 10 años. Así también, en agradecimiento a su labor, el coro de niños, coro oficial, hermanas Dorcas e iglesia en general quisieron obsequiarles a sus pastores hermosos presentes, destacándose entre ellos un pozo que se les fue entregado en nombre de toda la iglesia.

Como en cada culto no podía faltar lo más importante, la poderosa palabra de Dios, que fue leída y exhortada por el hermano Jorge Montanares en el libro de Josué 1:16-18, siendo un mensaje bendecido que nos recordaba la importancia de ser un hijo de Dios obediente, esforzado y valiente en todo momento sin temor alguno, porque Cristo estará siempre de nuestro lado.

Sin duda, fue un culto lleno de la presencia del espíritu de Dios, celebrando así con broche de oro los 10 años de ardua labor que nuestro Obispo Bernardo Cartes y nuestra Diaconisa Alicia Reynero han realizado en la iglesia de Chillán, solo nos queda orar por sus vidas para que Dios los siga llenando de su gracia y sabiduría.

Lukas De La Hoz | Corresponsal IMPCH, Chillán